Fundación Gabo
Foto: Pixabay / Creative Commons.

¿Es ético publicar fotos del féretro abierto en el velorio de un famoso? 

12 de Agosto de 2019

Consulta enviada por: Juan Carlos Reynaga Aguilar. Estudiante de Comunicación Social y periodismo en la Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia, Estado Plurinacional de

En una cobertura periodística ante el fallecimiento de personalidades de mi país, ¿Como reportero es ético que en un velorio pueda sacar fotos del féretro durante el velorio? Espero que pueda responder mi pregunta, me quedo con esa duda ante el dolor que puedan estar pasando los familiares en la cobertura periodística. 

Respuesta de Gumersindo Lafuente

Es ético si las imágenes son relevantes informativamente y no son ofensivas. En España tenemos un ejemplo histórico relevante con las imágenes que se tomaron durante el funeral del dictador Franco. Después de casi 40 años y de una larga agonía, las imágenes del féretro (en este caso abierto) se convirtieron en material periodístico imprescindible.

Respuesta de Jorge Cardona

Un personaje público sabe que todos sus actos están a la vista de la sociedad y que el costo de su popularidad es sacrificar momentos de su vida privada. Una ceremonia de exequias debería restringirse a la familia y el círculo de amigos y conocidos del fallecido, pero también resulta difícil que no se conviertan en un hecho notorio para la opinión pública. En tal sentido, con el respeto por el dolor de los deudos y la prudencia para no invadir instantes de privacidad, no es contrario a la ética hacer una cobertura informativa de este tipo de sucesos. Las dudas surgen alrededor de cómo hacerlo.

También te podría interesar: Normas éticas para el uso de fotografías en la cobertura de crónica roja

¿Es ético publicar la imagen de niños muertos en una tragedia?

Respuesta de Javier Darío Restrepo

En situaciones como la de la consulta, es un gesto de cortesía pedir la autorización de la familia. Si se trata de un personaje público, un político, un gobernante o persona notoria se da por entendido un derecho de la audiencia a conocer el hecho. Pero si esta notoriedad pública no se puede presumir, la familia tiene el derecho a su privacidad y, en este caso, la autorización debe obtenerse.

Fotografías, videos, no deben perturbar el derecho de las personas a ser dejadas en paz. La intimidad y la vida privada son derechos que el periodista debe respetar y defender. Así lo entienden los códigos de ética para periodistas en el mundo. Los periodistas de Birmania, por ejemplo, se rigen por normas como esta:

“El derecho del individuo a la protección de su reputación e integridad será respetado. Se evitará la publicidad que viole la intimidad personal, a no ser que se considere necesaria para el interés público". 

Envía aquí tus inquietudes sobre ética periodística

Los periodistas de Finlandia saben que:

“Los asuntos pertenecientes a la vida privada de las personas no serán publicados”.

En Bélgica la norma para los periodistas es que:

“La vida privada debe tenerse siempre como inviolable”. 

Es claro, por tanto,  que el derecho a la intimidad es total para el ciudadano común y tiene límites cuando se trata de personajes públicos por cuanto tienen que ver con el manejo y defensa del bien público.

Respondido por: Javier Darío Restrepo, Gumersindo Lafuente, Jorge Cardona

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.