Fundación Gabo
Foto: Wikimedia / Creative Commons.

¿Cómo manejar las emociones para lograr el éxito profesional en el periodismo?

4 de Septiembre de 2019

Consulta enviada por: Ricardo Daniel Rodríguez Vera. Estudiante de la Universidad Estatal Península de Santa Elena. Salinas, Ecuador

¿Cómo manejar lo emocional para obtener éxito profesional?

Respuesta de Javier Darío Restrepo

Si se entiende éxito, como trabajo de calidad, es acertado vincularlo a control de lo emocional. Este control es necesario para llevar a cabo todas las actividades de conocimiento y de comunicación efectiva.

Para lograr ese control es una ayuda la conciencia clara del riesgo permanente de un desequilibrio. Hay temas, personajes, situaciones que propician ese desequilibrio. Es el caso de la información sobre catástrofes, o de los sufrimientos de los pobres, de los niños o de los viejos, que suelen verse más emocionalmente que desde lo racional. Es muy común que el propio periodista no sea consciente de su reacción emocional frente a esos hechos, por tanto se hace necesaria una vigilancia permanente sobre las propias reacciones al acometer el trabajo informativo.

También te podría interesar: El trabajo diario del periodista puede cambiar la sociedad todos los días

¿Qué principios éticos son los más importantes en la formación de un periodista? 

El exceso de racionalidad que se manifiesta como frialdad, cálculo, desinterés o ejercicio profesional rutinario, se puede controlar con una conciencia avivada por un sentido profesional que hace de todo trabajo un servicio eficaz para la sociedad. Así habrá informaciones que requieran más compasión que análisis, por ejemplo un incendio; o las noticias que se enriquecen con un análisis riguroso: una catástrofe económica, por ejemplo.

Así, una emocionalidad vigilada y controlada, y un cerebro activado por el sentido de servicio, logran el equilibrio necesario para lograr una información de calidad.

Envía aquí tus inquietudes sobre ética periodística.

 

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.