Los laboratorios donde se ‘cocina’ el periodismo de soluciones

4 de Junio de 2021

Los laboratorios donde se ‘cocina’ el periodismo de soluciones

Actualmente, seis medios de América Latina exploran una metodología inédita, diseñada por SJN y la Fundación Gabo, para ampliar el conocimiento y la técnica que propone el periodismo de soluciones.

Seis medios de América Latina hacen parte de esta metodología inédita de la Fundación Gabo.
Andrea Jiménez Jiménez

 

En estos laboratorios no hay tubos de ensayo, ni morteros, ni mucho menos gafas de protección personal. Aunque en ellos sí que se ‘cocina’ una ciencia, o un método, aunque no exacto. No hay batas blancas ni caminos rotundos, pero sí una técnica que, desde hace un par de años, se afianza en América Latina. Se llama periodismo de soluciones, un enfoque que busca investigar y narrar historias que aborden las respuestas que dan o podrían dar los ciudadanos e instituciones a problemas sociales. 

Uno de sus principales impulsores -sino el que más- es la Red de Periodismo de Soluciones (Solutions Journalism Network, o SJN por sus siglas en inglés), que en conjunto con la Fundación Gabo, y después de varias convocatorias que terminaron en la entrega de 17 becas alrededor del continente, invitó a las redacciones de Latinoamérica a participar con proyectos de investigación para abordarlo desde el enfoque de las soluciones. El resultado fueron seis medios elegidos para desarrollar, a través de mentorías y acompañamiento permanente, ese proyecto investigativo soñado, con apoyo económico para cubrir gastos relacionados con la cobertura y estrategia de difusión del mismo.

Desde febrero, los equipos de estas seis redacciones asisten a sesiones con referentes del periodismo de soluciones en América, como Liza Gross y Javier Drovetto, quienes en las sesiones de mentoría grupal, programadas por zonas geográficas, tocan y resuelven interrogantes como qué propone el periodismo de soluciones, qué preguntas hacer al decidir reportear una historia, cuándo es más recomendable usar el periodismo de soluciones, dónde pueden encontrar referentes del periodismo de soluciones, e incluso temores y prejuicios a los que se exponen los periodistas que exploran esta técnica. 

Erica Medeiros Fraga, periodista de Folha de S.Paulo, cuenta que antes de llegar a los laboratorios, ya estaba relacionada con la cobertura desde las soluciones al narrar, por ejemplo, desafíos de políticas públicas, pero “aprender cómo hacerlo con una metodología fue realmente riquísimo. Mi principal aprendizaje fue darme cuenta que es importante tener atención también con lo que anda bien en la sociedad, no solo con lo que va mal y que muchas veces, justamente, la información más relevante para el público son las soluciones para los problemas”.

Medeiros trabaja actualmente en el proyecto de Folha de Sao Paulo, que consiste en una serie de reportajes que reflejen la construcción de un índice que ayude a la sociedad a entender las diferencias raciales que existen en Brasil. 

Gabriele Roza, también de Brasil, y reportera del medio data_labe, dice haber comprendido “lo importante que es presentar las historias de manera más completa; no solo el problema, que también es necesario, sino lo que se está haciendo para resolver ese problema”. 

Destaca también “la mirada que tiene el periodismo de soluciones, la forma de narrar, las técnicas, la adquisición de datos, la puesta de los datos... finalmente todo esto contribuye a que la historia genere esa respuesta equilibrada y objetiva que tratamos de dar”.

Como lo resume Andrea Ornelas, directora de Desarrollo Institucional del medio Conexión Migrante, que trabaja en un tema sobre la red de apoyo que se ha tejido en torno a los huérfanos mexicanos de la pandemia en Nueva York:  “Ha sido confirmar que hay muchas formas de periodismo que pueden y deben convivir.
 

Creando comunidad a la distancia

Además del aprendizaje puntual de las herramientas ligadas al periodismo de soluciones, hay otro invaluable resultado al margen. “La experiencia de los laboratorios ha sido muy enriquecedora, a pesar de estar ahora todo por Zoom y a distancia en distintos países, porque hemos tenido la confianza de platicar, de conocer los otros proyectos, de tener cercanía con el mentor, entonces creo que ha sido algo muy cercano y que nos ha ayudado a pensar diferente”, explica Itxaro Arteta, periodista de Animal Político, medio mexicano que adelanta un proyecto sobre violencia de género.

Desde Perú, Luis Paucar, reportero del diario La República, refrenda esta idea y agrega: “Ha sido increíble poder compartir con otros colegas de la región pero, sobre todo, con nuestros propios compañeros de la redacción. Ha sido también un proceso de deconstrucción pero, a la vez, de añadir conocimiento para realizar una labor más óptima”.

Con estas redes que empiezan a tejerse en América Latina desde el periodismo de soluciones, también comienza a fortalecerse el objetivo de crear nuevas narrativas periodísticas desde el fondo, desde el contenido, y explorarlas desde las formas y posibilidades que brindan los formatos digitales. Como cuenta Génesis Carrero, del medio venezolano Historias que Laten: “Para hacer, desde las nuevas narrativas periodísticas, un trabajo con enfoque innovador y que se acerque más a la gente que esté en redes y que no esté en ellas”. 

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.