10 tareas de un editor de audiencias
19 de Noviembre de 2016

10 tareas de un editor de audiencias

¿Qué importancia tienen las audiencias para un medio digital?
“Las métricas no son para los que saben de matemáticas o estadísticas”, dice Esther. Fotografía: eknisky en Pixabay | Usada bajo licencia Creative Commons
Esther Vargas

¿Qué importancia tienen las audiencias para un medio digital? Esta es una de las preguntas más frecuentes que me hacen sobre el trabajo que desarrollo en Perú21.

Como ocurre en muchas organizaciones de noticias, el perfil está en construcción, en beta. Y por esa razón las tareas pueden ser múltiples, muy focalizadas y seguramente poco comprendidas por una redacción que se debate entre la necesidad de cambiar o continuar con una tradición que, duela o no, debemos dejar atrás no en su esencia (principios periodísticos) pero sí en lo que concierne a generación, enfoques, producción (tiempo real) y distribución.

Y vamos al punto:

1. Las audiencias me han confirmado que los periodistas cometemos demasiados errores a diario. Las razones pueden ser varias: podemos nombrar el descuido (que sin justificar se puede sustentar en la falta de personal y la asignación de muchas tareas), las posiciones ideológicas (a muchos periodistas les cuesta quitarse la camiseta política o les duele abandonar la pancarta), los prejuicios (todo un traje, difícil de cambiar), la rutina (te arrastra a relajar el rigor, olvidar el perfeccionismo en una pieza periodístico y, sobre todo, que tu deber ético está con los lectores.

2. A la par con esta situación tenemos algo que sabíamos mucho antes del boom de las redes sociales: nos cuesta -y mucho- ofrecer disculpas. Reconocemos el error internamente, pero de manera pública damos muchas vueltas. Y para una audiencia crítica y también interesada y con agenda política, esa demora se puede reflejar en cinismo, desinterés y descaro.

3. Las audiencias son como un gran barrio. En el barrio -digamos, en algunos barrios para no generalizar- los vecinos dicen que quieren una sociedad mejor, libre de violencia y ajena al chismorreo, habitual en los programas de televisión y candidatos favoritos a la condena pública en Twitter. Sin embargo, entran a sus casos y se enganchan al programete de turno. Los editores de audiencias trabajamos con las métricas y descubrimos, con pesar, que las notas importantes, de análisis, de profundidad y que nada tienen que ver con el show del espectáculo o el show de la sangre, o los benditos -malditos virales no tienen el tráfico que se espera. Se llevan aplausos y buenos comentarios, pero tráfico no. Y en una organización de noticias buscamos tráfico para sobrevivir y mantener estándares de calidad.

4. En un diario, con soporte en impreso y en web, es imposible pensar en una sola plataforma. Y en ese sentido, la relación del editor de Audiencias con la redacción debe apuntar a desvanecer las fronteras que todavía existen entre el papel y el digital.

5. Las métricas no son para los que saben de matemáticas o estadísticas. Tenemos que sumergirnos en ellas y analizar. Lo bueno de tener un equipo es que podemos trabajar de manera conjunta en estrategias a partir de números.

6. El editor de audiencias debe atender (y responder)  las críticas de los que nos siguen en las diversas plataformas y también -en el caso de Perú21- conversar con la defensora del lector, y los periodistas cuando hay errores-omisiones o mejoras que implementar.

7. Es ideal tener tiempo y espacio para probar, innovar y compartir resultados con la redacción.

8. Fortalecer la presentación de historias es una tarea importante que debemos hacer en medio de las varias responsabilidades que asumimos.

9. Establecer un diálogo con la redacción que no se centre solo en exigencias de la empresa. Hay que saber escuchar y canalizar las demandas que tiene cada área. No siempre se dirá que sí, pero debemos intentarlo.

10. Cuidar la marca. Tarea dura, cotidiana e impostergable.

En eso estamos.

Compartir experiencias con otros editores de Audiencias me deja la sensación de que el perfil no termina de estar claro, y que seguimos acumulando tareas que muchas veces no se ven con nitidez, pero que ayudan a incrementar la productividad.

– –

Más entradas en el blog de Esther Vargas

– –

Las opiniones expresadas en nuestra sección de blogs reflejan el punto de vista de los autores invitados, y no representan la posición de la FNPI y los patrocinadores de este proyecto respecto a los temas aquí abordados.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.