Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cómo actuar frente a la situación creada por las acusaciones y agresiones del presidente Chávez contra los reporteros? Cuando se plantean conflictos como el que se vive en su país, la prensa está llamada a cumplir sus deberes más altos y exigentes por tanto:
Puede ser un obstáculo para el cumplimiento de sus deberes la excesiva preocupación de los medios por ellos mismos, lo mismo que cualquier neurosis de víctimas. El buen periodismo es el que se hace contra corriente, cuando lo que importa es el mejor servicio a la sociedad. Y es un hecho que la sociedad venezolana hoy necesita, más que nunca, la ayuda de los medios. La necesidad mayor de una sociedad en crisis es la de la verdad. Y es, precisamente, este el factor más amenazado. Al radicalizarse las posiciones, las partes enfrentadas quieren hacer prevalecer, a cualquier precio, " su verdad." La opinión pública, en medio de esa lucha, queda desconcertada y desorientada, y sin acceso a la realidad de lo que sucede, salvo que la prensa cumpla su función de rescatar la verdad secuestrada por las partes en conflicto. Esa tarea de rescate de la verdad supone una total independencia de medios y de periodistas que, si están matriculados con una de las partes en conflicto -por adhesión política, por miedo, o por interés personal o institucional- dejan de prestar un servicio indispensable y pierden una oportunidad histórica.Como nunca, en estas situaciones la prensa adquiere un poder decisivo porque encuentra abierta la conciencia de los receptores de su información, que requieren sus noticias como artículo de primera necesidad y una prensa independiente y comprometida con la verdad, en esta coyuntura, consolida su credibilidad y su influencia.

Documentación.

¿Qué legitima a los medios de comunicación intervenir en la política? Mi tesis es que la política actúa en forma legítima cuando es digna de la sociedad y que -sólo- los medios pueden mantener una política digna de la sociedad.
Digna de la sociedad es aquella política que se puede comprobar, por ser revisable públicamente, pudiendo recibir tanto críticas como aliento de la opinión pública. De este modo, la política se vuelve digna socialmente, en un doble sentido. Por un lado, porque se vuelve discutible en la sociedad, y por el otro, porque los argumentos y contra argumentos califican el proceso de formación de opinión dentro de una sociedad, y finalmente pueden calificar también la política misma.
...
Pareciera ser que la democracia, en esencia, significa conflicto. Se podría decir que no la concordia, sino la discordia tiene una dignidad especial en la democracia. Dentro de ciertos límites, esto realmente es así. Sin la discusión discordia del pro y el contra en torno a cada tema, la sociedad no estaría tan informada como está. Desde siempre rige que el juez debe escuchar a ambas partes. Para la opinión pública y para el ciudadano vale lo mismo.
La retrospectiva al fenómeno de Hitler y a las circunstancias del periodismo de aquel tiempo, muestran que al término de opinión pública, como elemento constituyente de una sociedad libre, le es inmanente una exigencia: ha de entenderse como normativo.
La exigencia se refiere a la información correcta, a la formación argumentativa de opinión, en suma, a la calificación y a la racionalidad de la discusión pública.
Mientras el periodismo enlace con la multiplicidad de personas, sus expectativas y sus exigencias impuestas a la política, y con la diversidad de los problemas políticos, sus aspectos y contextos, el pluralismo de los medios no podrá perder tan fácilmente su fuerza que es soporte de la opinión pública.

Ernst Gottfried Mahrenholz
En Los Medios de comunicación y el poder. Medios de Comunicación, Democracia y Poder. Fundación Adenauer. Buenos Aires 1995.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.