Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Los medios de comunicación asociaron dos hechos ocurridos en el Municipio de Bello: la muerte del Secretario de Educación y el atentado contra los sacerdotes de la parroquia, a pesar de ser hechos aislados. Los vecinos del municipio lo tomaron a mal. ¿Faltaron a la ética los periodistas?
Una información completa no se limita a observar el hecho en sí, sino que busca sus contextos, sus antecedentes y sus proyecciones. Dentro de esta concepción amplia y exigente de la noticia, puede enmarcarse esa relación que los medios encontraron entre los dos hechos, separados en el espacio y en el tiempo. Desde luego que esa relación no puede establecerse de modo especulativo y caprichoso, sino con base en razones sólidas.
Que lo hayan tomado a mal las personas del municipio no es razón válida para dudar sobre la información dada por los medios. Al periodista le toca, con alguna frecuencia informar contra el gusto de las personas, que no siempre están dispuestas a aceptar la verdad de los hechos. El error del periodista sería creer que trabaja para darles gusto a los lectores.. Su servicio es otro: informar veraz, imparcial y oportunamente lo bueno y lo malo de la historia diaria de la sociedad.

Documentación.

La televisión, dicen los críticos, está matando a la prensa.
No hay tal, replican los periodistas interpretativos, la televisión sólo estimula el deseo de lo que nosotros ofrecemos.
La radio, dicen los críticos, gana siempre todas las noticias.
Se trata de reportajes superficiales, replican los escritores interpretativos. Si no oímos la radio, los perdimos para siempre. En cambio basta con abrir un buen periódico para leer un reportaje cada vez que quiero.
Millones de personas, dicen los críticos, se enteran de las noticias, bien resumidas y comentadas en su revista semanal.
No se pueden condensar las noticias locales, replican los reporteros interpretativos, nosotros ofrecemos diariamente la información completa, no cada semana.
Los periodistas sensatos no pueden negar que quienes presagian el desastre tienen sus razones. Es evidente que ninguna rotativa será tan rápida como la palabra o la imagen enviada a través del aire. La tecnocracia ha quitado a los periódicos un arma formidable, la primicia. Esta palabra, que fue tan importante en el periodismo, pertenece ya a su historia. El director del St Petersburg Times, T.C. Harris, se expresa así:
"La extra de otros tiempos, con su encabezamiento llamativo, es cosa del pasado. La mataron la radio y la televisión."
Pero Harris, al expresar el pensamiento de muchos periodistas no está escribiendo el obituario del periodismo. Agrega:
"el reportaje superficial agoniza también. Esto significa que debemos reportear a fondo si queremos que el periódico sea interesante."
La expresión clave de Harris es profundo, a fondo.

Neale Copple
En Un Nuevo Concepto del Periodismo. Editorial Pax, México. 1968.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.