Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué hacer cuando profesores de ética contradicen con su conducta lo que enseñan? Esa situación no debiera generar dificultad alguna, si se toma en cuenta:
Que las decisiones éticas son autónomas, es decir, que se toman por voluntad propia y no bajo presión externa, o de alguien que quiera imponerlas, o de una conducta disuasoria.
Facilita un comportamiento ético, el ejemplo convincente de una vida guiada por esos valores, pero no es indispensable puesto que la adopción de unos valores éticos como norma para la vida personal, procede de la propia voluntad fortalecida por la convicción de que ese es el modo de vida que garantiza la felicidad personal.Si esto se tiene en cuenta, el profesor de ética mantendrá su valor como orientador para un conocimiento teórico cuya aplicación a la práctica corresponde exclusivamente a cada uno, guiado por su conciencia.

Documentación.

La cuestión ética no es de modo inmediato " ¿qué debo hacer?" sino " ¿por qué debo?" La cuestión ética consiste en hacer concebible la moralidad, en tomar conciencia de la racionalidad que hay ya en el obrar, en acoger especulativamente en conceptos lo que hay de saber en lo práctico. La ética trata de esclarecer si es acorde a la racionalidad humana atenerse a la obligación universal expresada en los juicios morales, respondiendo a la pregunta de Warnock: " querría preguntarme si hay algún sentido, y en este caso cuál, en el que un ser racional se halle obligado, en tanto racional, a aceptar principios morales, a reconocerlos y ponerlos en práctica a través de sus juicios y de sus actos.
....
Hierro explica (la auto-obligación de las prescripciones morales) diciendo que son morales aquellas normas o valoraciones que el individuo acepta en conciencia y con independencia de que sean o no impuestas por una autoridad. De esta manera pueden distinguirse las normas propiamente morales de las jurídicas o de las de trato social. Frente a las normas jurídicas o sociales, las morales no pueden cumplirse externamente, legalmente," diríamos con Kant, sino en conciencia.

Adela Cortina
En Etica Mínima. Tecnos, Madrid, 1992.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.