Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Desde el punto de vista ético, cómo se puede calificar el tratamiento periodístico dado al caso de Andrés Felipe? Para los visitantes de otros países, es preciso informar el contexto de esta pregunta: Andrés Felipeera un niño de 12 años, enfermo de cáncer que pedía a la guerrilla que antes de morir lepermitieran ver a su padre en libertad. El padre, un suboficial de la policía, estaba en poder delas Farc. Los medios convirtieron ese pedido en una campaña que alcanzó su momento más dramáticocuando el niño murió sin que su pedido fuera atendido. La informació"n de los medios tuvo, entreotros, estos efectos:
Solidarizó" " a los colombianos con el pedido del niño.
Puso en evidencia la insensibilidad del grupo guerrillero.
Fue un factor de sintoní" a o de circulación de los medios.
Para el periodista que maneja esta clase de información, los códigos de ética señalan unos valoresque se convierten en guías prá"cticas para cada uno:
La solidaridad, que deja a un lado todo propó" sito de servirintereses personales, como la comercialización de la informació"n.
El respeto por las personas, en este caso un niño enfermo y una familiaafectada, que impone una informació" "n sobria, exenta de todo sensacionalismo.
El respeto a la intimidad de las personas que traza unos lí" mites que lainformació"n no debe sobrepasar.
La independencia con que el periodista debe servir al bien comú" n, frente alas presiones de los intereses particulares o de empresa.
Con estos elementos, el periodista puede resolver los dilemas éticos que una información de estanaturaleza suele crear. Un ejercicio provechoso es preguntarse, con estos elementos a mano: " ¿cómo hubiera debido obrar yo en un caso como este?"

Documentación.

Un grupo de reflexión sobre niñez habló de " una situación irregular" (en la informaciónsobre niñez.)
Unos siguen viendo la niñez como un apéndice del país supuestamente adulto otros ven lairregularidad general como la normalidad y otros se acostumbraron a pescar en río revuelto.
Dentro de esta " irregularidad regulada" el periodista no pasa de ser un observador ad hocdel niño y muy escasamente penetra en su personalidad, condición indispensable para hacer unperiodismo real, no " realista."
El periodismo es penetrado por el criterio asistencialista, producto de una cultura política que hasoslayado las políticas estatales y nacionales. Asío al violencia contra la infancia es abocada concampañas y publicidad grandilocuente a las que no corresponde una acción total y continuada dequienes son los responsables naturales o institucionales. Y en esto el periodismo es el primer muropara esta publicidad y estas campañas.
Muy lejos está el periodismo de una Cultura de la Niñez que haga comprender que existe un mundomucho más creativo y humanizante detrás de la caricatura de lo infantil. Cultura queno puedesurgir fuera de una práctica cotidiana. Hay que vivir en el mundo de la niñez, no en su teorizaciónvacía, no en su modelaje hecho a las carreras por ser profesionales de buena voluntad que tratan dereadaptar constantemente los últimos seminarios o encuentros sobre niñez, sin un proceso previo dedecantación y contextualización. Así también esta cultura de la niñez debe realizar un inventario dela concepción que muchos padres y familiares tienen del niño, debido a los bajos niveles de suformación cultural o educacional.

Hugo Avila Baquero
En Periodismo e imaginación para la infancia.Fundación Retrepo Barco y Unicef. Bogotá 1998.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.