Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Si un periódico necesita dinero, ¿es correcto que venda portadas o sus notas? No es correcto. Sería tanto como traicionar la buena fe del público que parte de la convicción de que cuanto dice el periódico es verdad, y que esa verdad no está condicionada.
El público acepta esa verdad condicionada que es la propaganda, por la que el periódico cobra, cuando se presenta tal como ella es: una verdad interesada que utiliza un lenguaje propio, distinto, ciertamente, del que habla el periódico cuando informa.
La primera página o portada, las noticias, por el contrario, son verdades desinteresadas en las que predomina la independencia para investigar y difundir la verdad de los hechos y de las personas. Ponerles precio a las portadas o a las noticias sería tanto como volverlas propaganda y, por tanto, quitarle al periódico la única característica que lo hace respetable: la credibilidad. Vender portadas y noticias es hacer un periodismo mercenario, lo peor que le puede pasar a un periódico y a la sociedad.

Documentación.

Solamente la prensa hace del interés público el suyo propio. El negocio de todos es el negocio de nadie, excepto del periodista. Si no fuera por el cuidado del periodista casi todas las reformas quedarían sin nacer. Él les recuerda a los funcionarios su deber. Él expone las maquinaciones secretas de saqueo. Él promueve todos los planes que prometen progreso. Sin él la opinión pública sería informe y muda. Él junta todas las clases, las profesiones y les enseña a actuar en concierto con las bases de su ciudadanía común.
Nuestra República y su prensa se levantarán o caerán juntos. Una prensa capaz, desinteresada, con espíritu público, con una inteligencia formada para conocer la rectitud y valor para hacerlo, puede preservar la rectitud pública sin la cual el gobierno popular es una farsa y una vergüenza. Una prensa cínica, mercenaria y demagógica, producirá con el tiempo un pueblo tan bajo como ella misma. El poder de moldear el futuro de la República estará en manos de los periodistas de las generaciones futuras.

Josep Pulitzer
En The North American Review. Mayo de 1904.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.