Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿El periodista que divulga casos de secuestros, hiere la ética? En la práctica periodística se ha llegado a comprobar que el periodista no tiene restricciones éticas para la divulgación de ningún tema. Todo depende del tratamiento que les dé a los temas.
Más aún: las noticias sobre secuestros encierran un potencial educativo que el periodista puede aprovechar en beneficio de sus lectores: el valor de la libertad, los derechos de las personas, la solidaridad con las víctimas y sus parientes como reacción ante los secuestradores, la cooperación con las autoridades, etc. Es claro que si una información sobre secuestro hace más dura la situación de los secuestrados, o dificulta su liberación, o interfiere con las actividades de rescate de las autoridades, esa divulgación contradice los valores éticos pero en esos casos no será el tema del secuestro el que debe prohibirse en nombre de la ética, sino la forma de tratarlo.

Documentación.

Un veterano periodista anglosajón que ha cubierto varias de las más importantes noticias de los últimos lustros, incluso guerras y actos violentos de los terroristas, Michael Elkins, corresponsal de la BBC en Israel, propuso en 1979 un cubrimiento diferente del que se da habitualmente a esta clase de actos: " pienso que los miembros de los medios informativos debemos reexaminar nuestras prioridades y responsabilidades. No tenemos, me parece, mandato especial para poner en peligro vidas humanas con tal de conseguir una noticia. No estoy sugiriendo que no se informe sobre las noticias violentas. Lo que sugiero es que la información se haga de manera veraz, austera y meticulosamente distanciada del sensacionalismo. La palabra clave en todo este problema es 2responsabilidad." El derecho y la necesidad de recibir y transmitir información y opiniones no están ni pueden estar diseñados para abrir compuertas sin límite alguno, para expandir y crear anárquicas atracciones hacia la violencia. Yo propongo un esfuerzo cuidadoso y sostenido de los medios informativas para establecer reglas de comportamiento en el cubrimiento de las organizaciones violentas y sus actividades."
No se trata, pues, de abstenerse de informar, sino de aplicar rigurosamente las normas que rigen los niveles más altos y responsables del periodismo profesional.

Comisión de Etica del Círculo de periodistas de Bogotá.
Cado, " Desbordamientos de la Prensa" , mayo de 1985. Documento de archivo.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.