¿Cuales son las similitudes y diferencias entre amarillismo y sensacionalismo?
22 de Septiembre de 2016

¿Cuales son las similitudes y diferencias entre amarillismo y sensacionalismo?

Foto: Pixabay.com

Quisiera saber sobre las similitudes y diferencias entre amarillismo y sensacionalismo. Se suele atribuir el origen del amarillismo al dibujo de primera página que aumentó la circulación de un vespertino de Nueva York. El dibujo mostraba a un barbero chino que, mientras atendía a sus clientes, les comentaba los acontecimientos de última hora. El tono desenfadado e ingenuo del chino era esperado por los lectores que compraban el tabloide para leer los comentarios del amarillo.

Histórico o no, el dato permite establecer una diferencia entre esa forma de estimular la curiosidad del público y el sensacionalismo que apela a todos los recursos con tal de aumentar la circulación.

Si se le ha de creer a la historia del barbero chino, el amarillismo sería el uso de recursos visuales y narrativos para atraer al público. Pero ese sentido de la palabra amarillismo ha sido absorbido por la de sensacionalismo y los dos conceptos aparecen hoy como equivalentes. La frontera entre los dos términos resultó ser demasiado sutil y acabó por desaparecer. En efecto, la prensa amarilla es mirada como la sensacionalista. Según Sunkel (La prensa sensacionalista, Norma 2002) esta es "un medio masificador de temas, lenguajes y de una cierta estética presente en la cultura popular". La descripción se desentiende de la pregunta: ¿quién influye a quién? Si la prensa sensacionalista ha determinado las formas de la cultura popular, o si ésta le da expresión a la prensa sensacionalista.

En efecto, es la influencia de esta clase de periódicos la que parece haberle dado forma a la mirada y a la expresión de un público lector que, al acoger la versión fácil de una clase de hechos y al tener como dieta diaria, el consumo de la misma clase de hechos: catástrofes, sangre, sexo, corrupción, ha acabado por tener otra visión de su historia diaria y por convertir estos periódicos en un próspero negocio.

Documentación.

Los medios son un gran negocio y son poderosos. Su objetivo principal es aumentar la audiencia para así ganar más dinero y poder.

Aquí se estudian los medios como instituciones sociales. Se hacen ver los intereses de los dueños y de los comunicadores, cómo funcionan los medios, cómo se producen, su organización y su financiación. En consecuencia, se ve cómo los medios hacen crecer la violencia, el sexo, la pornografía, los estereotipos para ganar audiencia y dinero.

Los medios esconden ideologías y las tratan de imponer. El sujeto debe pasar de ser ingenuo ante los medios y sus mitos, a ser crítico con ellos.

La audiencia reelabora los significados propuestos por los medios. El ciudadano debe pasar de ser pasivo y espectador de los medios a activo o interlocutor con ellos de forma que pueda crear su propia cultura.. Se necesita preparar a los jóvenes para la sociedad de la información. A explorar sus propios criterios de selección y de articulación de la información. La escuela ya no posee el monopolio de la enseñanza.

José Martínez de Toda.
ética de la Comunicación y la Información. Ariel, Barcelona, 2002. Páginas 330 y 331.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.