''El periodista tiene el derecho y el deber de buscar un salario que le permita trabajar con independencia y con una total dedicación''
22 de Septiembre de 2016

''El periodista tiene el derecho y el deber de buscar un salario que le permita trabajar con independencia y con una total dedicación''

Foto: Pixabay.com

Si el periodista en busca de empleo encuentra que los de mejor salario no le responden, ¿es ético aceptar el de menor salario con la intención de abandonar este trabajo cuando encuentre algo mejor? El periodista tiene el derecho y el deber de buscar un salario que le permita trabajar con independencia y con una total dedicación. El argumento más efectivo para lograrlo es un trabajo de calidad por eso, en sus comienzos, la carrera profesional arranca desde empresas en las que encuentra la oportunidad de demostrar sus valores profesionales. A esta demostración debe agregarse el apoyo gremial.

Cada vez es más claro que el periodista no puede dar la batalla salarial aisladamente y que las agremiaciones periodísticas deben intervenir en esta materia, para que se respeten los derechos del periodista a un salario decente, y para garantizarle a la sociedad la calidad de una información producida por profesionales a quienes un salario digno, aparta de las prácticas de soborno que contaminan la información.

Un periodista mal pagado � por desidia del propio periodista, o por avaricia de sus empleadores- es un profesional que solo puede producir una información mala o mediocre, o contaminada por los intereses de las fuentes. No se trata, por tanto, de una defensa personal o gremial del salario, que ésta es solo una de las razones se trata de hacer real el derecho de la sociedad a recibir una información de calidad, fiable y descontaminada. Es esto lo que defiende un periodista cuando busca y exige una paga justa por su trabajo.

Documentación.

La oferta de trabajo a precio vil, la deslealtad, la prevención ideológica para con los compañeros, la cobardía en el ejercicio de su misión, la sumisión a fuerzas que distorsionan la verdad, el uso del poder de divulgación para atender intereses oscuros y contrarios a la comunidad, son actos condenables.
Código de ética de periodistas de Brasil. A 10.

El periódico debe salvaguardar la propia dignidad. Sobre todo es necesario evitar que el periodista quede sometido a las personas que detentan el poder. Los periodistas no deben aceptar ni buscar compensaciones ilícitas ni dejarse corromper moralmente.
Código de periodistas de Corea del Sur. C 1.

Los periodistas deben exigir el cumplimiento de las leyes de sueldos mínimos y de los aranceles profesionales. Cometen grave falta ética quienes prestan servicios por sumas inferiores a las establecidas. Lo mismo se aplica a los periodistas que amparan tales transgresiones o que, en el ejercicio de funciones directivas, imponen a su personal remuneraciones inferiores a las legales.
Carta de ética periodística. Chile. A 21.

Ninguna recompensa sin trabajar y ningún trabajo sin recompensa. Un periodista espera ser recompensado adecuadamente mientras trabaje activamente. En cualquier reclamación pendiente debe pedir ayuda a la organización que le corresponda.
Código moral para periodismo y prensa. Grecia. A 40-41

Quien conscientemente perjudica a sus colegas efectuando trabajos por una remuneración más baja, podría sufrir desde la pena de reprensión hasta la suspensión por el plazo de un año.
Código de conducta de los periodistas de Polonia. A 22.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.