¿Cuál debe ser el manejo ético de la información sobre trabajadores de una fábrica?
22 de Septiembre de 2016

¿Cuál debe ser el manejo ético de la información sobre trabajadores de una fábrica?

Foto: Pixabay.com

¿Cuál debe ser el manejo ético de la información sobre trabajadores de una fábrica? Como todas las informaciones que maneja un periodista, esta, según los códigos, se rige con patrones de compromiso con la verdad, de independencia y de responsabilidad para con la sociedad.

Son valores universales aplicables al manejo de todos los temas que, en cada caso, impondrán comportamientos específicos. Informar sobre el mundo laboral exige una actitud interior hecha de solidaridad, a la vez que de rigor en cuanto a la exactitud, para que se equilibren los posibles excesos de la sensibilidad.

Este es un periodismo que debe estar especialmente abierto al tema de los derechos humanos. "Los derechos humanos pueden servir de guía a la información. Pueden prevenir contra la obcecación del compromiso político o ideológico. Constituyen una de las referencias que permiten juzgar no solo un régimen, sino también las intenciones de las fuerzas opositoras" (J. P. Marthoz).

El periodista que cubre estos temas está expuesto a las presiones de su propia sensibilidad, a las de las organizaciones sindicales y a la presión patronal. Cada uno desde su interés, se propone asegurar el apoyo del periodista y de su medio. Entre esas tensiones se pone a prueba la independencia profesional, valor que garantiza, en parte, la calidad de la información.

Pero, sobre todo, se requiere un vivo sentido de responsabilidad para con la sociedad. Se trata de una información de gran repercusión para la paz social. Un criterio equilibrado, una clara conciencia del papel educador de la información y la convicción sobre el papel de la justicia social, le dan a la información sobre el mundo del trabajo su peso y calidad de periodismo ideal.

Documentación.

El mejor servicio que la prensa puede rendir a la causa de los derechos del hombre, es el de ejercer un gran periodismo. Sin la menor duda. En un texto titulado "L`ideal" publicado con motivo del cincuenta aniversario de su periódico, Jean Marie Colombani director del diario Le Monde, hablaba de las tres exigencias del gran periodismo:El periodismo artesano, que es el que dice las verdades modestas, meticulosamente elaboradas que permiten al lector ciudadano hacer un mejor uso de la razón y de ser un mejor actor en la ciudad universal. Como decía la famosa frase de Charles Peguy: "Decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, decir tontamente la tonta verdad, preocupadamente la preocupante verdad y tristemente la triste verdad".El periodismo como campo de tensiones, espacio crítico cuya función es molestar, donde el ciudadano actúa, protesta o aprueba a pesar de la organización institucional de su soberanía.El periodismo como responsabilidad, rehabilitando una práctica cotidiana de un oficio que da privilegio a la única y verdadera información: la que perturba las conciencias adormecidas y los consensos cómodos.El periodismo, sin la búsqueda de la verdad, sin independencia, el periodismo sin humanidad, no es más que mero negocio o propaganda.

Jean Paul Marthoz.
Medios periodísticos, cooperación y acción humanitaria. Icaria, Barcelona, 2002. P. 210-211.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.