¿Existe documentación sobre el periodismo de propuesta y de solución?
22 de Septiembre de 2016

¿Existe documentación sobre el periodismo de propuesta y de solución?

Foto: Pixabay.com

¿Existe documentación sobre el periodismo de propuesta y de solución? Es posible que alguno de los visitantes de esta página conozca textos expresamente dedicados a este tema. Sería una información de gran utilidad.

Se trata de un tema de cierta novedad, que señala caminos de futuro para el periodismo y al que se ha llegado por distintas vías indirectas, por eso la bibliografía que desde este consultorio se puede ofrecer, suministra solamente pistas que permiten llegar a la formulación del periodismo de propuesta.

En 1994 apareció la primera edición del libro Periodismo de Servicio de María Pilar Diezhandino, publicado en Barcelona por Bosh Casa Editorial, en el que se estudia una nueva dimensión positiva y constructora del periodismo. Las ideas expresadas en los capítulos 3, 4 y 5, contienen en gérmen la idea del periodismo de propuesta. En efecto, no basta informar, la información tiene un potencial mayor que el del solo contacto con la realidad de lo sucedido. De ese potencial se ocupa la autora al destacar el concepto de servicio y con ello aporta uno de los elementos con que se construye del concepto del periodismo de propuesta.

El libro Medios periodísticos, cooperación y acción humanitaria, en el que se recogen las exposiciones de los invitados al congreso reunido en Castellón en marzo de 2001 (Icaria, Barcelona, 2001) da otras importantes pistas. Edward Mackiewicz, Illya Topper y Jean Paul Marthoz en sendas conferencias, amplían la idea del servicio que debe prestar la información en el marco del mundo de hoy. Se alejan aún más del criterio tradicional de que se informa para poner a los lectores en contacto con los hechos. Sobre la misma linea, Francisco José Karam insiste en su libro A Etica Jornalística e o interesse público, publicado por Summus Editorial, de Sao Paulo en 2004. El tema subyace en el capítulo 2, Jornalismo, cultura e segunda realidade, uma producto humana y en el 6, Jornalismo e futuro. Hay, además, un acercamiento en el libro de Robert White Comunicar Comunidad: una responsabilidad social de la comunicación pública (La Crujía, Buenos Aires, 2007).

Es un tema en construcción y los anteriores son materiales que deben ser elaborados por tanto, su estudio supone la audacia creativa que requiere la exploración de nuevos caminos.

Documentación.

Es frecuente el episodio del periodista que, abrumado por los hechos, llega a creer que su respuesta debe ser política y decide dar el salto al terreno de los políticos, bien como candidato o como activista de algún grupo o lider político también ocurre que el liderazgo obtenido por su trabajo profesional se convierte en liderazgo social en alguna ong, asociación u organización social hechos que plantean la pregunta: ¿es que el periodismo no da herramientas suficientes y debe apoyarse en otras actividades para lograr eficacia histórica?

Geraldinho Vieira, creador de la asociación de periodistas para la infancia, en Brasil, señala un camino austero como respuesta: el periodista debe hacer un seguimiento para disminuir la distancia entre la memoria corta del periodismo y el proceso lento de las reformas sociales. Para que algo cambien en la sociedad debe haber alguien que cumpla esas dos funciones: perseverar y mantener viva la memoria de los problemas y estimular su conocimiento. Como la conciencia en el ser humano, que actúa en penumbra y en silencio, sin activismos brillantes e impacientes, pero con una gris persistencia, el periodismo habla siempre y señala direcciones con su comunicación de conocimiento de la realidad. Luciana, en Anjos, señalaba como un error de la prensa" no hacer seguimiento de los temas." Es, pues, un fortalecimiento de lo profesional, la perseverancia en el seguimiento de los temas, práctica severa y no siempre grata. Agregaba Alceu Castillo el deber "de estar atento todos los días", otra norma del oficio. Explicaban en Anjos que no se trata solo de temas, sino de mirada.

La mirada obedece a una actividad interior. No sé si ustedes le creen al viejo lugar común de los ojos como espejos del alma lo que sí sé es que la mirada de alguien sobre las cosas descubre actitudes interiores y, desde luego, una mirada de periodista no es la del político, ni la del líder social. En el interior del periodista las actitudes son otras y esto debe ser claro para evitar confusiones. Esa actitud y esa mirada del periodista se convierten en un capital social cuando mantienen clara la calidad de los debates sobre los asuntos públicos y, acogiendo la expresión de Petra: usted debería tener una cobertura acompañada de soluciones. Es lo específico de la mirada de periodista.

Todo político se muestra impaciente por presentar y aplicar sus soluciones el periodista sería uno de ellos si así lo hiciera los líderes sociales están al servicio de una solución e inmersos en actividades en cuyo potencial de solución creen contagioso entusiasmo por lo inmediato, que puede convencer al periodista. Pero no es lo suyo. Además de los que formulan y aplican soluciones, debe haber en la sociedad quien mantenga activos el pensamiento y la esperanza de la sociedad para buscar soluciones.

Javier Darío Restrepo.
Periodismo de Propuesta. Conferencia en el IPADE, c. de México, 23-03-07(Basada en el informe de Marcela Turatti)

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.