¿Cuál es la diferencia entre la aplicación de la ética y el uso del derecho en el ejercicio periodístico?
22 de Septiembre de 2016

¿Cuál es la diferencia entre la aplicación de la ética y el uso del derecho en el ejercicio periodístico?

Foto: Pixabay.com

¿Cuál es la diferencia entre la aplicación de la ética y el uso del derecho en el ejercicio periodístico? Las más importantes diferencias, entre otras, (ver documentación) tienen que verCon el carácter heterónomo de la ley, que contrasta con el carácter autónomo de la ética. En efecto, la ley se impone desde afuera. Un autoridad, juez, policía, gobernante, determinan conductas que las personas deben aceptar. No pasa así con la ética: esta no la impone nadie, porque es cada persona quien la acepta y vigila su cumplimiento. En materia ética cada ser humano es legislador de sí mismo, no de modo caprichoso y sujetivo, sino con un punto de referencia que es el mismo para todos los seres humanos: su naturaleza humana. Se trata de actuar de acuerdo con ella y con sus posibilidades.También se diferencian por su carácter temporal. Las leyes duran tanto como las situaciones que resuelven. Las leyes económicas, por ejemplo, tienen vigencia durante el tiempo en que responden a una situación concreta al cambiar esa situación, aparecen otras leyes. En cambio, la vigencia de la ética es permanente. Los valores y los principios éticos tienen que ver con la naturaleza humana, que es un referente permanente y universal. Esos principios y valores se aplican a situaciones concretas y es cuando la ética se vuelve moralLas diferencias entre ética y ley se patentizan en el hecho de que la ética puede prescindir de la ley, pero la ley no puede prescindir de la ética. El ser humano puede vivir sin leyes, pero no sin ética.

Documentación.

Las normas legales son decisiones de las autoridades, con las que se resuelven problemas cambiantes de la sociedad. Pueden ser modificadas cuando esos problemas desaparecen y reemplazadas por otras que respondan a nuevas necesidades. En cambio, la ética codifica actitudes y tradiciones permanentes, fundadas en la naturaleza del hombre. Son tan inmodificables como esa naturaleza.

La ley es impuesta desde arriba, por la autoridad de un gobernante la ética surge desde abajo, desde la toma de conciencia que hacen los individuos sobre su naturaleza o la naturaleza de sus actividades.Las leyes dependen de la autoridad del Estado, que puede mantenerlos o cambiarlos según las necesidades de la comunidad, mientras que los códigos éticos nacen del buen sentido de la raza humana son la expresión de su conciencia.Las leyes obedecen por la coacción que ejercen desde fuera las autoridades. Una ley de tránsito, por ejemplo, se observa por miedo a la sensación que acarrearía su violación, no por la naturaleza de esa ley en cambio, la ley moral se va en la conciencia de cada persona y se impone por sí misma, sin necesidad de coacción externa.La ley es una ley positiva que interpreta remotamente la ley natural por una aplicación mediata de sus exigencias la ley moral, en cambio, es la ley natural en acción, es su expresión más directa.Las leyes están hechas para resolver determinados problemas planteados por la convivencia entre las personas, mientras que la ley moral busca la armonía del comportamiento humano con su propia naturaleza individual y social.Las leyes se elaboran de modo que no lleguen a contrariar la naturaleza la ley moral es la armonía de la praxis humana con la naturaleza.El ámbito de la ley es restringido: cubre la zona de jurisdicción del legislador. Por eso, sobre la misma materia puede haber legislaciones diferentes según los Estados y naciones, la ley moral tiene un ámbito de influencia universal, aunque los términos en que esté expresada sean diferentes.Las exigencias de una legislación son mininas porque deben conciliar los intereses de la mayor parte o de la totalidad de una comunidad en cambio, las exigencias de la ley moral son de fondo porque tocan la naturaleza del hombre y sus obligaciones consigo mismo y con los demás.Las normas morales, fundadas en la ley natural, no contradicen las leyes que son positivas. Sólo las desbordan, porque van más allá de lo que exigen leyes penales o civiles. En otras palabras, un periodista, por razón de su profesión, tiene más obligaciones que las que le correspondería como simple ciudadano. Esas obligaciones, por ejemplo, su deber de investigar la verdad de los hechos que informa, no son un deber para el simple ciudadano sujeto a las leyes civiles y penales. Herrán y Restrepo.
ética para periodistas, Tercer Mundo Editores, Bogotá, 2000, p. 29-30.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.