¿Vale la pena esforzarse en ser ético?
22 de Septiembre de 2016

¿Vale la pena esforzarse en ser ético?

¿Vale la pena esforzarse en ser ético? Si se tiene en cuenta que la ética revela las claves para vivir y sentir la dignidad de ser humano, vale la pena esforzarse, porque es tanto como aprender a ser una persona humana digna.

Además la ética despliega las claves para llegar a la felicidad humana. Es una de las utilidades que los más antiguos le encuentran a la ética: enseña cómo ser feliz o si entre las preocupaciones de la persona está averiguar el por qué de la infelicidad, vale la pena esforzarse por ser ético.

También suelen esforzarse las personas por ser libres. Saben que de su grado de libertad dependen su dignidad y su felicitad. La ética crea las condiciones para crecer en libertad, porque ella en sí misma es un ejercicio de la libertad. Ser ético es decidir, o sea optar por lo mejor para el ser humano además, es mantenerse en estado de superación constante, lanzado hacia delante, que es el gran objetivo de la libertad dotar a las personas del poder interior de ser lo que deben ser. Mirada así la libertad, vale la pena esforzarse en ser ético.

Por último, es acertado el uso del verbo esforzarse, aplicado a lo ético. La ética siempre supone esfuerzo, trabajo, disciplina, ganas de ser más. Nadie nos la impone, pero nadie está en capacidad de regalárnosla. Es una creación humana, que adelantada a lo largo de toda la vida, debe culminar en el ideal de hacer de la propia existencia una obra maestra. Y, por tanto, para lograrlo, vale la pena esforzarse.

Documentación.

Los periodistas que quieren progresar y tener libertad máxima en un contexto ético, van a desear tener en cuenta la filosofía de Aristóteles, que hace hincapié en lo positivo y presenta una imagen completa de la persona virtuosa y feliz. él subraya el desarrollo personal, buenos modales como costumbre y una apreciación del valor personal y la felicidad personal.

�Aprecien la virtud del individuo y el respeto de la propia persona� �Sean moderados en cualquier cosa� En la ética para Nicómaco presenta la idea del justo medio que muestra una gran preocupación por el equilibrio adecuado y por la moderación. Propone que un comportamiento moral y justo es el equilibrio o medio entre pensar y actuar de manera extrema. La excelencia moral es un punto aproximado o medio entre dos tipos de maldad, una por exceso y otra por defecto.

Con toda su flexibilidad aparente en su ética, Aristóteles no se deja llevar por las circunstancias. El llama a ciertas acciones malas, de manera absoluta y nunca deseables, ni siquiera relativamente. Por ejemplo, cuando se trata de asesinato, adulterio, robo, envidia o maldad, no existe el justo medio. Pero Aristóteles no es Kant. Es más relativista y relaciona su ética con la búsqueda del justo medio.

John C. Merrill.
La ética del Periodismo. UTP. Loja. 2007. pp 70-71.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.