Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué es ética periodística? ¿Existe en la actualidad? R.- Si se mira la ética como el deber ser de las personas o de las profesiones, se ha de reconocer su existencia como un referente necesario para todo el impulso de progreso de los humanos y de sus profesiones.
Esta realidad supone que todo ser humano, lo mismo que toda profesión, existen para progresar. Por tanto necesitan la sabiduría para reconocer sus limitaciones y fallas, y el impulso interior para superarlos. A ese impulso se le da el nombre de ética.
Ese reconocimiento de limitaciones y errores deja a un lado la idea de lo humano como algo acabado y perfecto y, por tanto, inmodificable; y destaca a los humanos como seres en obra negra y en proceso de construcción.
El que desecha la ética, o cree que no necesita cambiar, o que se trata de un asunto sin importancia, por tanto se condena al estancamiento y a la mediocridad, como ser humano.
Quien descubre la ética, en cambio la identifica como el impulso interior que mueve a los humanos y a las agremiaciones, a obtener nuevos logros, o alcanzar metas cada vez más exigentes y a corregir y reparar fallas, debilidades o vacíos.
Así el profesional se mantiene en movimiento constante en busca de nuevos objetivos, mientras las agremiaciones vigilan para que el dinamismo profesional no se detenga.
Todo lo anterior permite entender la naturaleza de la ética periodística, centrada en los valores del compromiso con la verdad, de la independencia y de la responsabilidad social, que son los altos niveles del mejor periodismo.
Documentación
Para toda profesión y para su correcto ejercicio deben tenerse en cuenta estas condiciones fundamentales:
1. Vocación. Entendida como conjunto de aptitudes naturales orientadas al logro de una determinada profesión.
2. Preparación adecuada. Es decir conocimientos y adiestramiento debidamente cualificados a nivel superior.
3. Entrega al trabajo profesional y ejercicio competente d elas tareas profesionales.
4. Constante perfeccionamiento profesional para saber actualizarse y buscar el mejoramiento en su ejercicio profesional.
5. Exigencia justa de los frutos del trabajo profesional como la equitativa retribución económica, el derecho a un merecido prestigio profesional.
La ética busca y estimula la formación de criterios y actitudes morales que fomenten el correcto ejercicio profesional, considerado ante todo como servicio a la comunidad. La ética profesional se basa en el acatamiento, libre y responsable de las normas morales que deben guiar el ejercicio de una actividad cualificada cuyo objetivo es contribuir al bien de la sociedad, al logro de los altos objetivos que conforman el bienestar y progreso de la sociedad.
Alfonso Lopera: Ética del periodismo y la comunicación, Editorial de la Universidad de Antioquia, Medellín 1990. P. 17

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.