¿Cuál debe ser la relación del periodista con una fuente que quiere sobrepasar el límite de lo laboral?
22 de Septiembre de 2016

¿Cuál debe ser la relación del periodista con una fuente que quiere sobrepasar el límite de lo laboral?

Foto: Pixabay.com

¿Cuál debe ser la relación del periodista con una fuente que quiere sobrepasar el límite de lo laboral?
La característica principal en la relación periodista-fuente debe ser la independencia. Es el valor que señalan los códigos y los manuales de estilo, como indispensables en esa relación.

Esa presencia reguladora de la independencia excluye cualquier clase de dependencia del periodista respecto de su fuente.

No puede depender en lo informativo, puesto que es norma de la técnica periodística dudar de todas las fuentes por eso se rechaza la información de una sola fuente y se ordena confrontarlas con otras, para darle al lector la seguridad de que no le mienten, ni le entregan información errónea inducida por fuentes únicas.

Tampoco puede depender de los intereses personales del periodista. Es elemental que si la fuente otorga favores al periodista, este quedará limitado para evaluar críticamente lo que diga la fuente.

No puede depender de ella por amistad, afecto o parentesco, casos en que la dependencia tiene que ser neutralizada por un cotejo severo con otras fuentes, o debe hacérsela desaparecer para que se mantenga la vigencia de la fuente.

Nunca se debe olvidar que la relación periodista-fuente tiene una sola razón de ser: llegar a la verdad que se le debe al lector. Cuanto impida ese acceso debe ser desechado.

Documentación.

Estos son algunos consejos que permiten una mayor independencia frente a las fuentes.Cubrir procesos más que edificios. Entre más grande sea el abanico de las fuentes consultadas, mayor independencia frente a cada una tendrá el periodista.Ser consciente de la posición que se tiene frente al tema. Esto permite hacer reportería en contra de los propios prejuicios. Por prejuicio se entiende no solo tener una animadversión frente a esa fuente, sino cualquier juicio previo sobre el tema.Mantener con las fuentes una relación estrictamente laboral. En la medida de lo posible, evitar asistir a fiestas con las fuentes, ir a sus casas, ser padrino de sus hijos, hacer negocios con ellas, enamorarse de ellas.Tener un estricto objetivo de recopilación y verificación de la información: lo importante no es tanto que el periodista sea objetivo, como que lo sea su método para constatar la veracidad de la información. Este método debe incluir al menos lo siguiente:Jamás hacer historias de una sola fuente.Consultar fuentes de diverso nivel, con distintos puntos de vista.Preguntarle a la fuente cómo sabe lo que está diciendo y también por qué está interesado en divulgarlo.Sospechar de otros medios, sobre todo de Internet. Es indispensable verificar sus datos pues suelen ser imprecisos. Si es imposible confirmar, atribuir.La lealtad del periodista es con el lector y no con la fuente.Juanita León García.
La relación entre periodistas y fuentes. Proyecto Antonio Nariño. Bogotá, 2004. pp. l6 y l7.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.