¿Son los colegios de periodistas perjudiciales para quienes ejercen el oficio?
22 de Septiembre de 2016

¿Son los colegios de periodistas perjudiciales para quienes ejercen el oficio?

Los colegios de periodistas: ¿son perjudiciales para quienes ejercen el oficio? ¿Los profesionaliza? ¿Van contra la libertad de expresión?

Respuesta: En principio toda agremiación de periodistas es buena. La experiencia muestra que una de las mayores debilidades de estos profesionales, es su tendencia a trabajar solos y su desconfianza para con los mecanismos de trabajo en equipo y de acciones de conjunto. La agremiación en círculos, asociaciones, clubes de presa o colegios, estimula y facilita las tareas de actualización permanente de conocimientos, de ayuda mutua, de defensa de los derechos y de la libertad del periodista. Son medios que, por su naturaleza, redundan en elevación de la calidad del trabajo periodístico. El problema comienza cuando esa fuerza gremial se endereza o al incremento de condiciones de privilegio para los periodistas porque convierten al periodismo en una profesión excluyente, o dependiente de quienes les dispensan favores lo beneficios. Los colegios suelen asumir como parte de su gestión en defensa de la profesión la colegiatura obligatoria como condición para el ejercicio del periodismo. La Corte Interamericana de Derechos Humanos en 1985 calificó la colegiación obligatoria como incompatible con la libertad de expresión al asignarle a un solo grupo el ejercicio del derecho a dar información. De acuerdo con su doctrina cualquier persona que informa ejerce un derecho que debe ser respetado y contra él atentaría quienquiera que pretendiera coartarlo. Por eso se está extendiendo la práctica de los colegios con colegiación no obligatoria, que parten de la idea que prescinde de la protección legal y se apoya en la protección laboral que brinda una alta calidad profesional.

Documentación

 Colegiación de periodistas: mecanismo institucional que impone a los periodistas su integración a un colegio o asociación profesional. No se exige en la Argentina tal colegiación, sin embargo mucho se ha discutido en torno a la mayor o menor conveniencia de establecer la colegiación obligatoria como requisito para el ejercicio de la profesión… la propuesta plantea el “ejercicio ilegal del periodismo”, sujetando la labor de los hombres de prensa a un conjunto de principios axiológicos arbitrariamente fijados en un proyecto de ley. En muchos sectores se considera que tal iniciativa es violatoria del derecho de libertad de expresión garantizado por la Constitución Nacional. Quienes objetan tal mecanismo señalan que el ideal de capacitación profesional no puede conducir a reglamentaciones que restrinjan y condicionen la libertad de prensa. El periodismo, de ese modo, se convertiría en una actividad reglamentada, controlada y dirigida por los mecanismos de poder. Precisamente, el periodismo tiene como una de sus funciones centrales el control de los abusos de poder. Claudio Schifer y Ricardo Porto. Diccionario Jurídico Enciclopédico de los medios de comunicación. El Derecho, Buenos Aires, 2005, p 65.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.