¿Cómo actuar cuando el gobierno niega una entrevista con delincuentes?
22 de Septiembre de 2016

¿Cómo actuar cuando el gobierno niega una entrevista con delincuentes?

Foto: Pixabay.com

Un periodista solicitó vía amparo judicial, realizar una entrevista a una condenada a 20 años de prisión, por secuestro. El ministerio de justicia rechazó la realización de la entrevista alegando razones de seguridad porque la prisionera siempre que concede entrevistas llama a la rebelión. ¿Cuál es la mejor salida?

Respuesta: Salvo que las autoridades judiciales hayan ordenado la total incomunicación de un reo, éste mantiene el derecho a la libre expresión y la sociedad, el correspondiente derecho a recibir información. En este caso la tarea de obtener información no contaminada por la propaganda es el profesional de la información, que es el periodista. De este enunciado resultan varias conclusiones prácticas: Nunca se debe permitir una entrevista como esta en directo. Siempre debe ejercer el medio de comunicación su derecho a editar.Una entrevista con este o cualquier reo demanda un periodista profesional.Es periodista profesional el que procesa el material de la entrevista, es decir, el que extrae de ella la información útil para la sociedad y descarta, como desecho, la propaganda.Es todo lo contrario del periodista que recibe información – en documentos o entrevistas- y se limita a reproducirla de modo que entrega al público material crudo, no procesado.Prohibir una entrevista “por razones de seguridad”, además de ser una restricción a la libertad de información, es una expresión pública de desconfianza en la idoneidad profesional de los periodistas. Todas las anteriores consideraciones permiten concluir: Que es un deber ético del periodista proveer información procesada a sus receptores.Que el trabajo del periodista no se puede reducir a la recepción y entrega de información porque es responsabilidad suya el procesamiento de la información, actividad que comprende entre otras, la de eliminar la propaganda, la de someter a crítica los contenidos la de ampliarlos con otras informaciones de antecedentes, contextos y proyecciones.

Documentación

 La verdad es, obviamente, la condición absolutamente necesaria del periodismo. Caso todos los grupos de los medios de comunicación tienen un código ético que exhorta a sus miembros a ser verídicos, exactos y objetivos. Quizás el elogio más alto ue un periodista puede recibir es el de estar “dedicado a la verdad.” La mayoría del público de los medios de comunicación espera recibir la verdad, ignorando lo que Walter Lippmann escribió hace muchos años: “las noticias y la verdad no son la misma cosa.” Los hechos no son iguales a la verdad. Lo periodistas simplemente no son capaces de recoger suficientes datos, en el contexto apropiado y con el equilibrio correcto, para decir la verdad ( o toda la verdad) con respecto a un hecho noticioso. Eugene Goodwin da un ejemplo muy bueno de ese problema cuando se refiere a los relatos de la guerra de Vietnam. Los periodistas que escribían sobre esa guerra compleja y desconcertante, no podían llegar hasta la verdad de la misma; ellos relataban lo que decían los generales de los Estados Unidos y lo que algunas tropas hacían durante un supuesto día. Por lo que, según Goodwin, estos relatos eran solo “hechos” sobre la guerra, pero ciertamente no eran la verdad. John Calhoun Merrill. La ética del periodismo. Universidad de Loja. 2007. Pp. 154, 155.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.