¿Hasta qué punto es ético que un canal privado de televisión tenga trato con el gobernante de turno?
22 de Septiembre de 2016

¿Hasta qué punto es ético que un canal privado de televisión tenga trato con el gobernante de turno?

¿Hasta qué punto es ético que un canal privado de televisión tenga trato con el gobernante de turno?

Respuesta: Cualquier medio de comunicación que preste el servicio de información pública, se debe a la sociedad en forma tan completa que cualquier intento de ponerlo al servicio de un interés privado, adquiere el carácter de una usurpación. Está en su derecho la textilera, o la ensambladora de autos, o la embotelladora de refrescos que tiene tratos con los gobernantes, si no está de por medio el interés público. Pero la situación es más severa con un medio de comunicación porque allí es más claro y amplio el interés público. Siempre estará de por medio ese interés. Losa medios de comunicación, aún si son privados, manejan información pública y esta no es propiedad del gobierno, ni del medio, sino de toda la sociedad. Se trata, por tanto, de un bien público, que pertenece al público y en su nombre ha de manejarse. En la práctica, los medios que han decidido actuar éticamente toman distancia de los gobiernos porque saben que su función frente al poder y sus representantes, es sobre todo crítica. Y la crítica en nombre de la sociedad impone la distancia que da la independencia. Es, pues, necesario tener en cuenta que la proximidad de un periódico, canal o estación de radio a un gobernante, expone: Al abuso sobre un bien que no le pertenece al gobernante ni a los medios;Y pone en riesgo la independencia necesaria para informar con veracidad y credibilidad. Las razones anteriores son las que inspiran en los códigos y en los manuales de estilo las normas sobre la necesaria distancia entre medios y periodistas con el poder político, gubernamental, o económico.

Documentación

 El principio de libertad ha puesto mucha confianza en la aceptación de todo aquel que desea comentar algo, la diversidad de intereses y de perspectivas expresadas en el debate, la insistencia en la prueba racional empíricamente probada y el hecho de evitar el cierre de una propuesta hasta que el público esté satisfecho de que cada aspecto de la misma ha sido discutido a fondo. Aunque es generalmente reconocido que este proceso de debate público pueda no dar certeza absoluta ni satisfacción absoluta a todos los intereses, se espera que las diversas posiciones se hagan lo suficientemente fuertes y persuasivas a fin de que los reclamos morales de todos sean respetados en la realización de la propuesta final. El principio de libertad en el debate público demanda que la sociedad haga todos los esfuerzos posibles para evitar una concentración de poder social. Las grandes acumulaciones de riqueza son consideradas como una amenaza para la libertad y el bienestar de la sociedad. La responsabilidad de todos los funcionarios públicos es esencial, el dominio de las leyes y la rotación contínua de los líderes electos se considera correcta. Una prioridad es evitar todo monopolio por parte de los medios y proveer una fácil entrada de nuevas formas a los medios de comunicación en el campo de la comunicación pública. Resulta especialmente importante el acceso de los pobres, los marginados, las minorías y otros grupos menos poderosos a los medios. Las oportunidades para la educación son importantes a fin de que todos tengan la capacidad de expresarse y de usar los medios. Robert White. Comunicar Comunidad, La Crujía, ediciones. Buenos Aires, 2007. P. 145

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.