¿Es ético que el periodista desarrolle dos funciones?
22 de Septiembre de 2016

¿Es ético que el periodista desarrolle dos funciones?

¿Es ético que el encargado de mercadeo se desempeñe como periodista?

Respuesta: Las del mercadeo y la de las noticias son dos áreas que llegan a ser incompatibles cuando sus intereses entran en conflicto. A quien se ocupa del mercadeo de un diario o de una emisora o canal le preocupa la ventaq de su producto, en este caso el noticiero, como vehículo eficaz para los mensajes comerciales. Al ofrecer ese producto tiene unas claras limitacion No puede prestarse para la difusión de mensjaes contrrios a la verdadNi ofensivosNi engañososNi puede comprometer el área de las noticias de manera alguna;Tampoco puede canjear publicidad por noticias. El periodistra, por su parte, cuida su independencia como cuida su vida profesional. Son la una para la otra, por tanto, y de acuerdo con las normas de los manuales de estilo y de los códigos, actúa en total independencia respecto de publicistas y puclicidades. Su información ignora por completo las tareas e intereses de la publicidad, por tanto, rechaza cualquier limitación a su independencia que pueda provenir de la sección de avisos o publicidad de su medio. Solo sabe que los ingresos por publicidad deben ser tales que garanticen la independencia económica del medio, en vez de comprometerla. Los avisos, por tanto, no le imponen ni le vedan temas ni enfoques. Esta radical independencia es la que protege la norma que prohíbe al periodista asumir las funciones de agente de publicidad, como creativo, o como ejecutivo que compra o vende espacios en los medios. Esta práctica del periodista que recibe porcentajes por publicidad pone en serio riesgo su independencia y es un grave indicio de mala calidad profesional.

Documentación

 Uno de los primeros recaudos para servir al lector es que en el diario pueda diferenciarse con claridad qué es información y qué es publicidad. En consecuencia, se usan tipografías y diagramaciones diferentes para cada uno de esos materiales. Uno de los mayores errores que suele cometerse en este punto, es el de publicar como texto original de un periódico lo que es un aviso disimulado. La Nación no admite semejante violación de la confianza de sus lectores. Manual de estilo y ética periodística de La Nación, de Buenos Aires. El diario no deberá ser aliado de ningún interés específico y deberá ser imparcial, libre y puro en sus puntos de vista respecto de los asuntos públicos y de los hombres públicos. Párrafo final de “Los principios del diario The Washington Post”. Los aspectos éticos que norman toda información alcanzan a la publicidad. Libro de Estilo de El Comercio, de Lima, a. 13.1 Los periodistas y editores no deben realizar ninguna transacción de manera directa para la compra o venta de espacios publicitarios. Manual de Redacción de El deber, Santa Cruz de la Sierra. A. 2.6

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.