¿Cómo debe actuar el periodista frente a una ley que perjudica su trabajo?
22 de Septiembre de 2016

¿Cómo debe actuar el periodista frente a una ley que perjudica su trabajo?

¿Cómo se puede desde una ley, como la actual ley de comunicación, evitar la precarización del trabajo del periodista, mal pagado y mal tratado?

Respuesta: Cuando una ley de prensa o de comunicaciones se propone corregir las deficiencias del periodismo, puede escoger, entre otros caminos, estos: El examen crítico de la formación universitaria de los periodistas. Una comisión revisora de los pénsumes, compuesta por editores, jefes de redacción o viejos periodistas, podría comprobar si las facultades se ajustan a los requerimientos de las redacciones; podría, además, estudiar soluciones para el problema de la sobreproducción de graduados en periodismo y verificar la idoneidad del personal docente de las facultades de periodismo. Una democracia sana reclama un periodismo de calidad. El ministerio que dicta y vigila el cumplimiento de las políticas laborales, a partir de una investigación sobre los salarios que perciben los periodistas, podría asumir una política de salarios justos en los medios de comunicación. Como se sabe, esa “precarización” y las prácticas antiéticas, lo mismo que la mala calidad de la información, tienen una causa común: los malos salarios, disimulados por la práctica corruptora de imponerle al periodista la venta de publicidad como medio para aumentar sus ingresos. Un salario justo estimula la independencia del periodista y facilita las tareas que le impone su compromiso con la verdad y con la sociedad.

Documentación

 En 2002 la Fundación Knight le pidió a la universidad de Princeton que hiciera una encuesta sobre cuál era la frustración más grande del periodista estadounidense. Los resultados fueron que no recibía capacitación. El entorno está cambiando y se necesita capacitación. Este es un campo que pierde al 60% de la gente que ingresa, para cuando tienen 40 años. Esto implica que la mayoría de la gente inteligente se está yendo porque no recibe capacitación en su lugar de trabajo. No he escuchado que se dijera en ningún momento que lo que iban a usar para la capacitación del periodista incluyera la historia del periodismo. No estoy hablando de historias grandes, de Watergate, de los héroes estadounidenses, de la teoría de triunfos. Estoy hablando de retrotraernos a los romanos, las primeras personas que escribían en la pared lo que estaba ocurriendo. Yo no he escuchado que nadie dijera haber identificado las cien más importantes historias del periodismo, o cincuenta. Si nosotros nos proponemos darle un título a alguien sin que estudie los más importantes trabajos de la historia, los analice, los examine para que sepa qué es lo que hace que estos trabajos sean buenos e importantes, no estamos haciendo bien las cosas. Charles Eisendrath. Desafíos del Periodismo Real. El desafío de la capacitación. Clarín, Buenos Aires 2006. Pp 53 y 54.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.