¿Hay una diferencia en el trabajo que realizan hombres y mujeres que cubren temas relacionados con la seguridad?
22 de Septiembre de 2016

¿Hay una diferencia en el trabajo que realizan hombres y mujeres que cubren temas relacionados con la seguridad?

¿Hay una diferencia en el trabajo que realizan hombres y mujeres que cubren temas relacionados con la seguridad?

Respuesta: No debiera haberla, y de hecho en los casos ya frecuentes en que una periodista es asignada para el cubrimiento de estos temas, su desempeño suele ser de tanta o mayor calidad que el del periodista. En la esencia del trabajo periodístico no se encuentran elementos que indiquen la necesidad de una discriminación de género. El periodismo es, ante todo, una actividad de la inteligencia: se trata de obtener información, de procesarla para convertirla en conocimiento y de difundirla de modo eficaz. Nada indica que hombres o mujeres, por serlo, estén más o menos calificados para cumplir esa tarea. El periodismo es, también, una actividad de servicio a la sociedad, aunque se cumpla desde empresas o medios privados. La propiedad privada de periódicos, estaciones o canales en nada disminuye su objetivo social, y aunque por la naturaleza de las funciones que cumple la periodista como madre o esposa, aparece más dispuesta para el servicio del otro, tampoco esto indica que por ser hombre o mujer el periodista tenga una mayor o menor idoneidad para hacer real la esencia vocación social de la profesión. La idea de que hay temas periodísticos para mujeres: moda, familia, espectáculos; y temas para hombres: ciencia, deportes o política, ha desaparecido en la práctica a medida que se han superado prejuicios machistas y que se ha fortalecido el conocimiento del potencial de la mujer y de la esencia del trabajo periodístico.

Documentación

Un periódico es a la vez una estructura y un alma. Porque es una estructura funciona como empresa y en cierto modo es una fábrica. Con esto hemos dicho que tiene unos fundamentos de orden técnico y económico, y con ellos unos condicionamientos, que nunca podrá saltar. Sus propias condiciones de perduración son la eficacia y la rentabilidad. Y en medio de eso sois algo más que una empresa que fabrica productos. Vosotros os dirigís a una inteligencia que tiene que ser ensanchada y a una libertad que tiene que ser fortalecida. ¿qué alma tenéis y qué alma queréis servir? No se puede vivir ingenuamente. Hay que preguntarse por los valores últimos desde los que se piensa, sobre los que se asienta la propia existencia y a los que se sirve cada día también con su pluma. Hay que ser conscientes de las primacías que se establecen, de los silencios y complicidades, de las exclusiones positivas y de las fidelidades sostenidas. Ensanchamiento de la inteligencia y fortalecimiento de la libertad del hombre, me parecen a mí los dos ideales más sagrados de todo órgano de comunicación humana; que eso es un periódico ante todo. Informar, divertir, educar, esperanzar: esos cuatro son los propósitos que cada día tienen que alimentar la pluma de quienes hacen un periódico por dentro. Olegario González. Carta a un periodista, en Éticas de la Información, Tecnos, Madrid, 1995. Pp. 335, 336.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.