¿Por qué en la carrera de periodismo lo único que cuenta es la imagen?
21 de Septiembre de 2016

¿Por qué en la carrera de periodismo lo único que cuenta es la imagen?

Cuando empecé a estudiar periodismo fue fascinante, pero ahora me doy cuenta de que es como una moda porque la imagen es lo que cuenta. No me quiero sentir frustrado. ¿Qué opinan?

Respuesta: Como en todas las profesiones, en la de periodismo se da un deterioro cuando su ejercicio es afectado por la comercialización. Los profesionales que toman como guía esas normas ennoblecen y elevan la dignidad de la profesión porque pueden ser mostrados como ejemplo y como dignificadores de la profesión. En el caso del periodismo esa elevada práctica profesional gira alrededor del compromiso con la verdad, la independencia y el servicio de toda la sociedad. Son valores que nadie puede imponer de modo coactivo, pero que cada persona adopta para ajustar a ellos su vida profesional. Hay profesionales ejemplares en todas las actividades y es a ellos a donde debe dirigirse la mirada de quien quiera conocer a fondo la profesión. También se encuentran en el periodismo. Son los que muestran las organizaciones y las agremiaciones cuando premian a alguien por su vida y obra.

Documentación

Lectura: Kovach Bill, Rosentiel Tom, Los elementos del periodismo, Ediciones El País, Madrid, 2003, p. 73-74. La idea de que los periodistas prestan un servicio a los ciudadanos continúa estando muy arraigada entre los propios informadores. Ante la pregunta “¿Para quién trabajas?”, todos los periodistas dieron una respuesta particularmente significativa. En una encuesta realizada en 1999 por el CCJ en colaboración con el Pew Resercheard Center for the people and the Prees, más del ochenta por ciento de los periodistas entrevistados dijeron que “hacer del lector/oyente/espectador tu primera obligación” era un “principio fundamental del periodismo”1. En unas entrevistas en profundidad realizadas por profesionales especializados en psicología evolutiva, más del 70 por ciento de los periodistas dijeron que el “lector (o el oyente o el espectador) era el primero al que debían lealtad, por delante de su patrono, de ellos mismos, de su profesión e incluso de su familia2. “Yo siempre he trabajado para la gente que enciende el televisor”, a dicho Nick Clooney, que ha sido presentador de Los Ángeles y en otros muchos lugares. “Siempre, cuando he tenido una discusión con un director general o con algún miembro de la junta directiva les hecho dicho: “yo no trabajo para ustedes. Ustedes me pagan, lo cual les agradezco, pero la verdad es que yo no trabajo para ustedes, y si se trata de una cuestión de lealtad, mi lealtad estará con la persona que enciende el televisor (...)”. Cuando he dejado esto claro, jamás me lo han cuestionado.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.