¿Es ético exponer la vida por el compromiso con la verdad?
21 de Septiembre de 2016

¿Es ético exponer la vida por el compromiso con la verdad?

¿Es justificable y ético exponer la vida de otras personas, incluso la del propio periodista, en nombre del compromiso con la verdad?

Respuesta: El periodista que trabaja en lugares de peligro fluctúa entre dos extremos: la temeridad y la pusilanimidad. El temerario no mide el alcance de sus acciones y se crea riesgos innecesarios que comprometen su propia seguridad y la de su familia. Es evidente que no tiene derecho alguno a exponer la seguridad de los suyos, y cuando las amenazas crean riesgo para ellos, es su deber hacer cuanto esté a su alcance para protegerlos. El pusilánime, que ve y teme peligros por todas partes, difícilmente podrá ejercer la profesión con alguna dignidad y, por tanto, condena a la sociedad a recibir una información limitada por sus intimidadores reales, o imaginados. Esta clase de periodistas da una buena noticia cuando notifica que se dedicará a otra profesión más segura. No todas las profesiones lo son y el periodismo figura entre las más riesgosas. Como los soldados, los camilleros o los bomberos, son profesionales expuestos a mayores riesgos que el resto de los profesionales y de los ciudadanos. Parte importante de su ejercicio profesional es el equilibrio que debe mantener entre la temeridad y la pusilanimidad. Ese equilibrio le permite prestar el servicio debido a la sociedad, sin exponer inútilmente su vida y la de los demás.

Documentación

 Acuerdo por la discreción. Conscientes de la responsabilidad social de nuestro oficio, los profesionales de los medios de comunicación de Colombia nos comprometemos con este Acuerdo por la discreción porque queremos contribuir al logro de la paz, el respeto de la vida y la búsqueda del bien común: El cubrimiento informativo de actos violentos será veraz, responsable y equilibrado. Para cumplir con este propósito cada medio definirá normas de actuación profesional que fomenten el periodismo de calidad y beneficien a su público. No presentaremos rumores como si fueran hechos. La exactitud que implica ponerlos en contexto, debe prevalecer sobre la rapidez. Por razones éticas y de responsabilidad no presionaremos periodísticamente a los familiares de las víctimas de hechos violentos. Estableceremos criterios para evitar al difusión y publicación de imágenes y fotografías que puedan generar repulsión en el público, contagio con la violencia, o indiferencia ante esta. Respetaremos y fomentaremos el pluralismo ideológico, doctrinario y político. Utilizaremos expresiones que contribuyan a la convivencia entre los colombianos. Preferimos perder una noticia antes que una vida. Documento firmado por los principales medios de comunicación de Colombia.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.