Fundación Gabo
Foto: Pixabay.com

¿Usar palabras ofensivas hace parte de la libertad de expresión?

28 de Febrero de 2011

Consulta enviada por: Evelyn De León , Guatemala

¿Usar palabras ofensivas hace parte de la libertad de expresión?

El acto de comunicar, por el medio que sea-, implica tener en cuenta al otro. Si es una comunicación individual es más fácil definirlo, percibir su identidad, su cultura, sus necesidades de información, su contexto, etc. Y en la comunicación se imponen esas características que deben tenerse en cuenta para que la comunicación sea efectiva, es decir para que sea una puesta en común de bienes. Cuando es una comunicación colectiva o masiva, para un público heterogéneo en el que hay receptores de distintas condiciones, los temas y condiciones de la comunicación son más exigentes por cuanto requieren el conocimiento de las características de ese público y el respeto profundo de los derechos de todas las personas. Si en la comunicación individual es de rigor el respeto del interlocutor, tanto más exigente si se trata de un desconocido, en tratándose de un público masivo, ese respeto es más imperativo, en primer lugar porque es un reconocimiento de los derechos y de la dignidad de las personas; y segundo, porque es una condición para que la comunicación sea eficaz. En los manuales de estilo de los periódicos se encuentran expresiones de rechazo del lenguaje burdo y ofensivo. Esto es aplicable a los mensajes de toda clase de medios, a partir de la convicción de que es un lenguaje que, aunque sea de uso familiar, en público suena ofensivo para muchas personas que sienten menoscabada su dignidad. Es, pues, el lenguaje burdo y malsonante, un obstáculo para la comunicación y, en algunos casos, ofensivo para las personas. Desde luego que la libertad de expresión no da patente de corso para ofender, porque ser libre no es decir lo que a uno le venga en gana, sino tener las condiciones favorables para decir lo que uno debe decir.

Documentación.

Es derecho del lector que la información se presente de tal manera que sea respetuosa de los derechos humanos de las personas, así como para contribuir a fomentar la cultura del respeto a la legalidad. Manual de Estilo de La Prensa, de Panamá. (Derechos del lector, # 4.) El diario ha de observar altos parámetros de buen gusto, comúnmente aceptados, y ser respetuoso de los valores comunitarios. El lenguaje obsceno puede ser publicado sólo cuando es esencial e inevitable para la nota. Manual de Redacción de El Deber, de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Son inaceptables las expresiones que sean ofensivas para una persona o un grupo de personas…Hay que respetar el decoro de las personas y los sentimientos de nacionalidad, raza, religión y grupo, que puedan resultar heridos muy fácilmente con el uso a la ligera de ciertas expresiones. Manual de Estilo de El Universo, de Guayaquil, Ecuador. A 5.14 El Comercio no publica groserías. Eventualmente podrá incluirlas si ello fuere necesario para obtener claridad y rigor. En tal caso se publica la palabra malsonante y no sus iniciales o formas indirectas que impiden o dificultan conocer exactamente el término en cuestión. Libro de Estilo de El Comercio, de Lima, Perú 2.54

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.