¿Considera usted que se abusa de la libertad de expresión en el semanario Charlie’s Hebdo?
22 de Julio de 2016

¿Considera usted que se abusa de la libertad de expresión en el semanario Charlie’s Hebdo?

Foto: Stevebidmead // Pixabay

¿Considera usted que se abusa de la libertad de expresión en el semanario Charlie’s Hebdo? R.- Cuando se presentan abusos de la libertad de expresión suele suceder que el concepto de libertad es incompleto o equivocado.
El caso más frecuente es el de quien entiende la libertad como la facultad de hacer lo que uno quiere sin que nadie se lo impida. En consecuencia, se pretende que la libertad de expresión dé luz verde para escribir o decir lo que uno quiera: injurias, calumnias, mentiras o atentados contra el honor y buen nombre de las personas. Se piensa que la libertad da derechos absolutos para los que no existe limitación alguna
Ocurre, sin embargo, que no hay derechos absolutos y que el derecho propio llega hasta donde comienza el derecho de los demás. Esta expresión se le debe a Benito Juárez y con ella se ratifica una definición de la libertad como la facultad de hacer lo que uno debe hacer, sin que nadie se lo impida. No es el capricho personal el que define las acciones de los seres libres, sino el deber; no se protege como derecho el quehacer caprichoso de los humanos, sino su capacidad para dar cumplimiento a sus deberes.
No se escribe, caricaturiza o fotografía lo que uno quiera y como lo quiera en ejercicio de la libertad, sino lo que uno tiene el deber de comunicar.
Documentación
No hay ética sin libertad. Aún dentro de una concepción determinista hay ética propiamente dicha porque no hay un determinismo absoluto, porque implícitamente está presente la libertad, o sea, la capacidad de opción, de valoración, y de decisión; porque existen alternativas y posibilidades abiertas; porque la realidad ética es obra del esfuerzo y la lucha, del empeño y la acción constantes y voluntariamente asumidos.
Un mundo indiferente y descualificado no es mundo en sentido estricto. Es innegable que la condición libre del hombre ha sido radicalmente cuestionada. La libertad es problema, es, incluso, el problema fundamental de nuestro saber del hombre y de nuestro hacer; pues a pesar de que parecería que son preguntas resueltas, se plantean de nuevo y con nueva urgencia las viejas preguntas: ¿qué es realmente la libertad?¿Consiste en una pura indeterminación, en una completa espontaneidad o gratuidad? ¿Rompe la libertad el encadenamiento natural?
Parece indudable que la libertad implica indeterminación y espontaneidad y que estas no caben dentro de un régimen de pura causalidad necesaria o determinista, que es la que con frecuencia se ha creído prevalece en la totalidad de la naturaleza.
Juliana González: Ética y Libertad. Fondo de cultura económica, México 2001, páginas 9 y 10.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.