¿Es ético que los periodistas fijen posiciones sobre temas de leyes sobre los que deben informar?
21 de Septiembre de 2016

¿Es ético que los periodistas fijen posiciones sobre temas de leyes sobre los que deben informar?

La Asociación de Periodistas del Meta dijó públicamente su posición sobre el proyecto de ley de reforma de las regalías. ¿Es ético que los periodistas fijen posiciones sobre estos temas sobre los que simultáneamente tiene que informar?

Respuesta: El periodista como cualquier ciudadano puede y debe tener un punto de vista sobre los asuntos públicos. Es una indispensable posición personal que, como tal, no puede tenerse como punto de vista único, ni obligatorio para los demás. Si ese punto de vista se presenta como editorial o columna de opinión en un periódico o noticiero, es obligatorio que así lo haga saber a la audiencia, porque se entiende que es un punto de vista personal, o de un grupo de personas y, por tanto, tan discutible como cualquier otro. Al presentarlo como punto de vista gremial, el público deberá saber cuáles son las razones que lo sustentan, para salirle al paso a la sospecha de que el periodista defiende una mezquina ventaja económica. Pero si el punto de vista sesga la presentación de las noticias, y se privilegia en las entrevistas, y predomina en el material noticioso, deja de ser un derecho y se vuelve un abuso. Los oyentes, lectores o televidentes tienen el derecho a conocer los hechos y la información respectiva, con la seguridad de que ese material informativo no es la propaganda disfrazada de un punto de vista particular. Es, pues, ético exponer un punto de vista de modo que el receptor lo reconozca como un punto de vista; deja de ser ético ponerle al punto de vista el disfraz de una noticia. En este caso y en el de puntos de vista que se convierten en campañas, la información adquiere el aspecto engañoso de una propaganda.

Documentación

Uso y recuerdo tres criterios en mi ambición de seguir siendo periodista – una periodista con un punto de vista- el primero es un compromiso definitivo con la verdad: no digo nada a mis lectores que yo no crea que es cierto. El segundo es que uno puede ser partidario de ciertas ideas y aún así creer que tiene la obligación de ser justo con aquellos con quienes no está de acuerdo. Tercero: es necesarios ser sincero con los lectores, dejarles claros tus puntos de vista y tus preferencias. Cuarto: Los periodistas deben mantener su independencia con respecto a aquellos a quienes informan. Es esta independencia de espíritu y de pensamiento, más que la neutralidad, lo que el periodista no debe olvidar. Estar implicado como participante en una noticia, ensombrece cualquier tarea que el periodista deba desempeñar. Se vuelve muy difícil considerar las cosas desde otras perspectivas. Es un gesto de arrogancia y probablemente de ingenuidad o autoengaño pensar que en efecto se puede informar de una noticia al mismo tiempo que se hace parte de ella. Bill Kovach y Tom Rosenstiel: Los elementos del periodismo Ediciones El País, Bogotá, 2004, pp 134-135-

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.