¿Qué importancia tiene la publicación de fotografías de personas muertas o accidentadas en las primeras páginas?
21 de Septiembre de 2016

¿Qué importancia tiene la publicación de fotografías de personas muertas o accidentadas en las primeras páginas?

Foto: Pixabay

¿Qué importancia tiene la publicación de fotografías de personas muertas o accidentadas en las primeras páginas? ¿Hay alguna restricción?

Respuesta: Las normas que se encuentran en los Manuales de Estilo o en los códigos de ética invocan el respeto a la sensibilidad de lectores o televidentes, como argumento para restringir la publicación de imágenes atroces. Debe agregarse a esas razones la del respeto a la intimidad de la propia persona fotografiada y, sobre todo, el respeto debido a los sentimientos de sus familiares y allegados. Algún fotógrafo se hacía esta consideración elemental pero efectiva: ¿yo publicaría esta foto si se tratara de mi hijo, mi hermano o mi padre? Es una pregunta que sitúa el tema en una indispensable dimensión de respeto a la persona. Aún es necesaria otra consideración que supera a las anteriores en cuanto tiene en cuenta el bien de la sociedad. No todos los delincuentes abatidos por la policía o el ejército se pueden calificar como enemigos públicos, por tanto la importancia social de la fotografía es restringida; pero cuando se trata de personas que por su alto nivel delictivo se consideran amenazas públicas, la publicación de su fotografía asume el papel de parte integrante de la noticia y de prueba para el público, que de lo contrario estará expuesto al impacto del mito que usualmente prospera alrededor de esta clase de personas. El mito más común es el de su supuesta inmortalidad (“está rezado” dijeron del guerrillero Farc, Jojoy, “No hay bala que pueda con él! Fue la creencia sobre el narcotraficante Rodríguez Gacha, “El Mejicano.”) El otro factor que hace necesaria la publicación de la fotografía es la desconfianza en las autoridades y en sus anuncios. En cualquier caso la fotografía se convierte en prueba pública que destruye o previene mitos y cimenta con conocimiento, el sentimiento de seguridad de la población. La forma de esa publicación: el lugar, el tamaño, blanco y negro o color, el contexto del pie de foto o del texto informativo, son decisiones en las que debe contar la sensibilidad ética de editores y periodistas. Como se ve no es una decisión ética que se pueda reducir a la aplicación de una norma general y tajante que prohíbe o acepta publicar determinadas fotos.

Documentación

El Comercio es un diario que leen todos los miembros de una familia, la que ha de tener la seguridad de que en él no hallarán gráficos que contravengan las buenas costumbres. Las excepciones por cuestiones de alto contenido informativo, las aprobará la dirección. Fotografías truculentas: sólo el compromiso de cumplir con la responsabilidad de informar, justificará su inclusión. El Comercio procurará no publicar estas u otras cuyo contenido afecte la sensibilidad del lector. Su publicación deberá ser autorizada por un editor central. Manual de Estilo del diario El Comercio de Lima. A. 5.2.5 Hay que evitar la publicación de fotos con imágenes desagradables, que ofendan el buen gusto, la dignidad y la sensibilidad de los lectores. Estas solo se pueden incluir en el caso de agregar información de importancia clave a la noticia. Manual de Estilo del diario El Colombiano de Medellín a 6.3.11 Debe evitarse la publicación de fotografías con imágenes desagradables. Estas solo se pueden utilizar en el caso de que agreguen información de importancia capital a la noticia. Manual de Estilo del diario El Tiempo, de Bogotá. A 6.03.01

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.