¿Cómo se ve desde la ética que algunos periodistas trabajen con poderes estatales y medios de comunicación?
20 de Septiembre de 2016

¿Cómo se ve desde la ética que algunos periodistas trabajen con poderes estatales y medios de comunicación?

Algunos periodistas trabajan con el poder estatal medio turno y el resto de la jornada, en un medio de comunicación. Lo explican por los bajos salarios, y salvo raras excepciones, los medios aceptan esa práctica. ¿Cómo se ve esto desde la ética?

Respuesta: En los manuales de Estilo se encuentra a veces la norma de trabajar solo para el medio que contrata al periodista y se rechaza la práctica de hacer otra clase de trabajos periodísticos. En los códigos de ética se da a entender este mismo imperativo mandato, pero en nombre de la independencia necesaria para ejercer de modo creíble la profesión. Al examinar estas normas se encuentra que tienen un sólido fundamento: • Porque lo exige el compromiso con la verdad. En efecto, la búsqueda y difusión de la verdad de los hechos, requiere una actitud liberada de las presiones que originan intereses externos. El interés de alguien que desde afuera ejerce presión a través de una pauta publicitaria, por ejemplo, o mediante un favor, un privilegio, o una paga, se convierte en un obstáculo para llegar a la verdad. • Porque lo exige la necesaria independencia del periodista y del medio. La independencia allana el camino para llegar a la verdad de los hechos. El propio medio de comunicación puede llegar a condicionar la información si presiona al periodista para que informa ajustado a los intereses del medio. Se han de informar los hechos tal como ellos son, el medio debe valer por la independencia de sus periodistas y protegerlos contra las presiones que pretenden que las informaciones se den en uno u otro sentido. • Porque es imperativo de la responsabilidad social del periodista. Esta es una virtud de quien responde a la sociedad representada en el receptor, que es a quien se le debe el trabajo del periodista. Un periodista no trabaja para su empresa periodística, ni para gobierno alguno, trabaja para los lectores, oyentes o televidentes, quienes son los únicos que el periodista respeta como amos. Hay que anotar, finalmente, que los bajos salarios no explican ni justifican conductas antiéticas. A la injusticia cometida por los dueños con los periodistas, se agregaría la injusticia de medios y periodistas con el receptor y con la sociedad.

Documentación

Salvo para el diario The Washington Post no trabajamos para nadie sin autorización de los superiores…. No trabajamos de manera independiente para nadie y no aceptamos compromisos de palabra sin autorización de los jefes responsables de departamentos. Código de Conducta de The Washington Post. El personal de Redacción deberá informar a sus superiores cuando establezca algún vínculo laboral con entidades del Estado. El ejercicio de la docencia está permitido siempre que esto no interfiera con los momentos en que su presencia se hace necesaria. Libro de Estilo del diario El Comercio, de Lima a1.2.4. Se le prohíbe toda actividad ajena a la profesión, remunerada o no, incompatible con el libre ejercicio de la misma. Rechaza toda actividad publicitaria en relación directa con su trabajo de redacción; no firmará ningún texto cuya inserción esté pagada. Del código de honor de los periodistas de Francia. A 9 y 10 Para conservar la integridad de su independencia y prevenir el deterioro de su libertad de opinión, el periodista debe Rehusar cargos pagados, ni sacar provecho de las prebendas u otros beneficios similares mientras estén en conexión con el campo de su actividad o especialidad. De las reglas de Deontología periodística de Grecia. A 36.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.