Consultorio Ético de la Fundación Gabo
21 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

En mi diario el defensor del lector, no es parte de la plantilla, es un colaborador. Además, es columnista y líder de opinión, por lo que expresa sus opiniones en diversos foros al margen de la posición del diario.
Mi pregunta es si el defensor del lector es libre o no de opinar como quiera en sus redes sociales y si eso involucra la objetividad del diario, puesto que aparece con una opinión como tuitero y otra como Defensor. R.-Haciendo una paráfrasis de una conocida frase, en este caso podría comenzar diciendo: "no digas como periodista lo que no podrías decir como defensor del lector".
En efecto, esa unidad entre el periodista y el defensor es el fundamento de su credibilidad y de su influencia, por cuanto los lectores la requieren como una de las razones para creer en él.
Esta exigencia es fácil de entender y de aceptar si se tiene en cuenta la situación que se produciría frente a una persona cualquiera que unas veces asume una identidad y en otras aparece con otro rostro.
Cuando se trata de definir la honestidad, se llega a ese concepto de unidad. Honesto es quien hace lo que dice; o sea, unidad entre el discurso y la acción; lo cual deja como inaceptable moralmente el doble discurso, lo mismo que la doble cara.
Tratándose del Defensor del Lector esa exigencia se acentúa. Él representa a la vez al medio periodístico y a los lectores. Es un puente cuyo objetivo es acercar el medio a los lectores y a los lectores con el medio. En esa condición el Defensor debe acumular la máxima credibilidad y peso moral.
No se trata, pues, de dar cumplimiento o no a una norma o estatuto del Defensor. Es asunto de coherencia, o sea obediencia a la naturaleza del rol que el Defensor desempeña frente al medio y ante los lectores.
Documentación
Una encuesta entre defensores del lector sobre las cualidades profesionales que deberían reunir dio por resultado bastante unanimidad sobre cualidades como la independencia, autoridad moral, sentido de servicio público y veteranía. Llama la atención que la combinación independencia, autoridad moral y sentido de servicio público fuera expresada de manera coincidente por siete de los diez encuestados.
En cuanto a la autoridad moral, el Defensor de El Deber señaló, por ejemplo, que para él la persona que ejerza este oficio debe tener una conducta intachable, tanto en su vida moral como en su ejercicio profesional. Esta opinión fue compartida por otros ocho defensores. El sentido de servicio público, mencionado por el 80% de los encuestados, fue justificado por la defensora de El Nuevo Día diciendo que "precisamente eso es lo que estás haciendo, estas atendiendo este reclamo, lo estás llevando a la dirección para que se le dé seguimiento.”
Susana Herrera y Rosa Zeta en Ombudsman, Universidad de Piura, 2004,p. 100 y 101.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.