¿Cómo afecta la tecnología a la ética periodística?
20 de Septiembre de 2016

¿Cómo afecta la tecnología a la ética periodística?

Foto: Pixabay

¿Cómo afecta la tecnología a la ética periodística? Todas las aplicaciones de la tecnología digital, son otros tantos instrumentos para informar o informarse. Twitter es apto para difundir puntos de vista al instante y como tal lo vienen utilizando los medios de comunicación. Todo aquel que considera importante su punto de vista y los que buscan esa opinión, forman un circuito informativo, de mayor o menor importancia según el contenido de los mensajes y la categoría de su autor. Como ha sucedido con todos los progresos de la tecnología de las comunicaciones, desde la imprenta, son instrumentos que en sí no son bueno ni malos; estos son calificativos que se les deben aplicar a los usos que les dan quienes disponen de ellos. Para los medios tradicionales siempre es bueno el avance tecnológico porque activa sus posibilidades. De la misma manera hay que subrayar que ni aparatos, ni redes tienen que ver con lo ético; es el usuario de esas tecnologías quien las convierte en instrumentos para lo correcto o lo incorrecto. Resulta cierto, por tanto, que al activar posibilidades – la del contacto con otras personas, por ejemplo-se aumenta la exigencia de los deberes éticos de quien los usa. Un buen uso de estos instrumentos mejora la calidad del periodismo puesto que abre nuevas posibilidades o fortalece las existentes. En resumen, las nuevas tecnologías tienen las fortalezas y las debilidades de quienes hacen uso de ellas.
Documentación.
Lo que estamos presenciando es apenas el surgimiento de un nuevo medio de comunicación. No tienen nada que ver con la experiencia de aparición de nuevos medios en el siglo XX, cuando vinieron la radio y la televisión. Lo que internet significa es mucho más profundo, lo único comparable en términos de manejo de información es la creación del tipo móvil de Gutenberg. Así que habría que poner a internet dentro del contexto de la revolución digital, que va mucho más allá de lo que significa la web y sus consecuencias para todas las actividades económicas, y en nuestro caso, para el periodismo. En términos de media, creo que iinternet está poniendo el mundo al revés, todo lo que se ha dicho sobre internet y la revolución digital no es exagerado. No se trata de una simple evolución, sino de una revolución de la que internet es apenas una parte. Destacaría dos aspectos entre los más importantes: el primero es la proliferación de la web, los medios están perdiendo el control sobre los usuarios, los lectores, los telespectadores. Los periodistas estamos siendo desplazados del pedestal que teníamos como dueños de la verdad, antes informábamos desde una posición de superioridad, sólo aquellos que estaban en los medios tenían ese poder de comunicarse. Los medios también están perdiendo el control sobre los anunciantes. La propia normatividad del periodismo ahora tiene que considerar la voz de la gente, su participación. El periodismo va a depender cada vez más de esa interacción. De otro lado se está perdiendo el control sobre los anunciantes. El modelo de negocio que ha sido la base para sostener al periodismo, de la manera como lo conocemos, está siendo minado por estos nuevos medios. Rosental Alves en Seminario de FNPI en Monterrey, 30 de agosto de 2005. Gráficas Lauki, Caracas. Pp 97, 98

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.