¿Cuál es el deber del periodismo?
20 de Septiembre de 2016

¿Cuál es el deber del periodismo?

Foto: MichaelGaida en Pixabay / Usada bajo licencia Creative Commons.

¿El periodismo tiene el deber de educar?

Respuesta: 

Hay una idea mínima (minimalista, dicen algunos) del periodismo, cuando se la reduce a las tareas del entretenimiento y de la diversión. Es el periodismo que busca informaciones raras o sórdidas, capaces de divertir o de satisfacer la curiosidad. Es un periodismo barato, sin ambiciones, sin compromiso social ni influencia, ni dignidad. Es el periodismo prescindible. En el otro extremo está el periodismo mesiánico, que se piensa el centro de la vida de la sociedad. Pretende ser el guía de la vida política, social, económica y cultural de la sociedad, merced al poder que le atribuye a su información. Entre esos dos extremos está el periodismo responsable socialmente. Esto quiere decir que en todo momento siente que le debe una respuesta a la sociedad, por el privilegio de contar su historia de todos los días y por el relativo poder que ese privilegio le confiere. Es el poder de cambiar algo todos los días por la influencia que le genera su actividad informativa. Esa influencia tiene que ver con las decisiones, sean políticas, económicas, culturales o de otros órdenes, puesto que el periodista provee información y esta es la materia prima para toda decisión. Por eso es una convicción común que toda información lleva consigo un potencial educativo, del que es responsable quien informa.

Documentación

La cultura de lo público simboliza los valores cívicos, sociales, comunitarios que se expresan en las prácticas que de manera individual o colectiva lleva a cabo la sociedad en su interacción con otros miembros de la comunidad con los poderes públicos y con su entorno social. Se diferencia de la noción de cultura política pues no se limita a la relación de los ciudadanos con las instancias políticas, o de participación en la vida política. La distinción entre ambos conceptos resulta más clara si atendemos a la definición de cultura política que proponen Gabriel A.Almond y Sidney Verba para quienes ese término se refiere “a las orientaciones políticas específicas –actitud hacia el sistema político y sus varias partes y actitudes respecto del papel del individuo en el sistema.
” Añaden esos autores, clásicos en el tema: “ la cultura política de una nación es la peculiar distribución de patrones de orientación respecto de objetos políticos entre los miembros de la nación.” En cambio el concepto de cultura de lo público que aquí proponemos está adquiriendo una nueva significación en un contexto donde el Estado tiende a disminuir su participación y presencia en los asuntos públicos y donde la política ha estado sufriendo una deslegitimación constante, mientras que el protagonismo del mercado crece y se expande, no solo en lo relacionado a lo económico sino a lo cultural y a lo político. En realidad podríamos decir que el concepto de cultura de lo público ha ido adquiriendo una nueva acepción que será característica del siglo XXI. Es posible observar que se está gestando cada vez con mayor fuerza la actuación de una sociedad que busca la satisfacción y la solución de los problemas y necesidades económicas y culturales, de expresión y de justicia que no están siendo atendidas satisfactoriamente por las instancias tradicionales.
Carmen Patricia Ortega: La otra televisión Universidad Autónoma Metropolitana, Editorial E, México, 2006. pp. 242 y 243

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.