Apuntes sobre el plagio en el periodismo.
20 de Septiembre de 2016

Apuntes sobre el plagio en el periodismo.

Apuntes sobre el plagio en el periodismo. Cuando en este Consultorio se han recibido preguntas sobre plagio, las respuestas se han fundado sobre los artículos de los códigos de ética que se refieren al tema y que exponen las motivaciones para rechazarlo como práctica. Otro elemento utilizado en esas respuestas, han sido los Manuales de Estilo que amplían la información sobre los argumentos en contra. Con estos elementos se pueden obtener materiales para un Manual sobre plagio, de uso posible en las redacciones. Sería un instrumento de gran utilidad hoy, cuando el problema de la propiedad intelectual se ha agudizado con las prácticas de “bajar” textos en internet como si se tratara de aprovechar los frutos de árboles sembrados en tierras sin dueño.

Códigos y Manuales llegan a estas conclusiones:

• El plagio viola el compromiso básico del periodista con la verdad. El plagio es una mentira porque implicala falsedad de aparecer ante el lector como el autor de un trabajo que otro hizo y, por tanto, es un engaño al lector.
• Es, además, una injusticia porque se toma por asalto el esfuerzo ajeno y se obtiene un lucro que se le debe al autor.
• Se puede agregar también la degradación del trabajo profesional que, lo mismo que la actividad científica, debe exhibir la característica de la transparencia. En efecto, la creación intelectual del periodista siempre centrada en los hechos que suceden, nunca es una verdad definitiva sino un proceso cuyo registro debe continuarse, de la misma manera que la investigación del científico, que es por su naturaleza provisoria, ydeja claras huellas de su elaboración para que otros investigadores puedan dar los siguientes pasos. El plagiario borra sus huellas, deja indicaciones falsas que cierran el camino para quien quiera continuar el proceso de seguimiento de los hechos. Todas estas razones aparecen explícitas o implícitas en los artículos de los códigos éticos que condenan la práctica del plagio.

Documentación.

En la Guayana inglesa el plagio se califica como “grave ofensa profesional” A. 7. El código Húngaro explica:”abusa de los derechos de otra persona quien publica el producto intelectual de otro como si fuera suyo.” Es la misma motivación del código irlandés en el que el Art. II, 4 c, afirma que “el plagio es una forma de conducta impropia del periodista,”. Así aparece en los artículos15, 21, 22 y 24 del código de los periodistas polacos que expulsa de su asociación a los plagiarios. Para los yugoslavos plagiar es “incompatible con la ética profesional,” A 19, y para los suizos “el plagio es un método desleal.” Son más de 30 códigos de ética periodística en el mundo los que incluyen un severo rechazo de esta conducta que aparece como “odiosa,” “abusiva,” y “deshonrosa.”

Entre unos y otros, los códigos recomiendan:

1. Que la cita no sea tan extensa que se convierta en la obra del citado.
2. Mencionar honestamente las fuentes de información. (Indonesia a5,2)
3. Usar las comillas cuando la cita es textual, y cuando se resume un texto, dejar claro el origen del resumen.
4. Citar dentro del contexto y conservar el espíritu de lo expresado por el autor. Las normas de los códigos han sido recogidas en los Manuales de Estilo en los que se hallan expresiones tan dramáticas como la del Código de Conducta de The Washington Post:”El plagio es una de los pecados imperdonables del periodismo.” Por eso adopta normas como esta: “dar crédito a otros medios que publican noticias exclusivas, dignas de cobertura por el Washington Post.” En términos parecidos se expresa el Libro de Estilo de El País de Madrid. “Es inmoral apropiarse de noticias de paternidad ajena. Por tanto, los despachos de agencia se firmarán siempre. “ (A. 120) La Nación de Buenos Aires en su Manual ordena con sumo laconismo que el periodista “respetará y hará respetar los derechos legítimos de autores y creadores.”

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.