Fundación Gabo
Foto: Pixabay.com

¿Tienen acceso a la información y libertad de expresión los periodistas en Colombia?

12 de Abril de 2011

Consulta enviada por: Katherine Pineda , Colombia

¿Tienen acceso a la información y libertad de expresión los periodistas en Colombia?

En Colombia y en el mundo, el acceso a la información siempre será limitado por los que tienen el poder.
El hecho de tener información reservada se explica por estas razones principales:
a) Porque tener secretos da poder, o al menos crea la sensación de poder.
b) Porque tener secretos libra de la crítica las acciones de los gobernantes.
c) Porque mantener fuera de la mirada del público las acciones de gobierno, aleja la posibilidad de sanciones y del deber de rendir cuentas.
Uno de los efectos más importantes del fenómeno wikileaks es el haber puesto en tela de juicio los secretos oficiales. Al revelar documentos clasificados como secretos, wikileaks demostró que se trataba de hechos que no merecían llamarse secretos de estado y que no había razón válida para mantenerlos lejos de la vista del público.
Las denuncias sobre los malos tratos al soldado Bradley Manning, quien suministró información secreta a wikileaks demuestran que en el país paradigma de la democracia también se da esa limitación de la libertad que es la pretensión de mantener grandes volúmenes de información lejos de la vista de los ciudadanos.
Hay, pues, una relación entre multiplicación de secretos y estructura dictatorial. Son los dos fenómenos que se han manifestado con los paquetes de cables de wikileaks y que revelan la verdadera naturaleza de la inclinación de los funcionarios a mantener sus acciones bajo secreto.
Documentación.
La importancia dada a la publicidad del poder es un aspecto de la polémica iluminista contra el Estado absoluto, más específicamente contra las diversas imágenes del soberano padre o amo, del monarca de derecho divino, o del hobbesiano dios terrenal. El padre que manda a sus hijos menores de edad, el amo que manda a sus súbditos esclavos, el monarca que recibe de Dios el derecho de mandar, el soberano que es comparado con un dios terrenal, no tienen ninguna obligación de revelar a los destinatarios de sus mandatos, que no constituyen un ”público”, el secreto de sus decisiones. Tasso hace decir a Torrismondo: los secretos de los reyes a la masa vulgar no están bien cometidos. Más aun, con base en el principio la salud de lo público es la suprema ley, el soberano por derecho divino, por naturaleza o por derecho de conquista, tiene el derecho de mantener en secreto sus planes cuanto más le sea posible.
A imagen y semejanza de Dios, el soberano es más potente, cuanto más realiza su función de gobernar súbditos ignorantes y rebeldes, en cuanto logra ver mejor lo que hacen sus súbditos sin ser visto. El ideal del soberano comparado con el dios terrenal es el de ser, lo mismo que Dios, el omnividente invisible. La relación política, es decir, la relación entre gobernantes y gobernados puede ser representada como una relación de intercambio, como una relación recíproca en la que el gobernante presta protección a cambio de obediencia. Ahora bien, quien protege tiene necesidad de tener mil ojos, como los de Argos, en cambio quien obedece no tiene necesidad de ver nada. Tan oculta es la protección como ciega la obediencia.
Norberto Bobbio: El futuro de la democracia. Fondo de cultura económica, México, 2001, pp 123 124

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.