Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Debe un periodista identificarse en todo momento con carné durante su trabajo? ¿Es relevante que un medio señale a otro como “esquivo” porque no accedió a una entrevista? La pregunta, hecha dentro del contexto de una polémica motivada por el equipo de una cadena de tv extranjera, que se negó a identificarse con carnet y a dar declaraciones, propone dos temas:
• La identificación del periodista durante su trabajo con un carnet de la empresa. Una cosa es la disposición legal para periodistas extranjeros, o incluso para periodistas nacionales, ligada a la licencia de trabajo en el país. Es una reglamentación que adoptan países en situación de guerra, por razones de seguridad; o gobiernos autoritarios en busca de un mayor control en su territorio. Pero aparte de esas disposiciones legales y ya dentro del campo de lo ético, el “juego limpio” propio del periodista le impone mostrar su identidad a las personas cuya imagen u opiniones van a ser incluidas en alguna pieza periodística. Todos los implicados en una nota periodística tienen derecho a conocer cuál es el medio que hará la publicación respectiva y los objetivos que se propone obtener el periodista. Se trata de un servicio público y no de una tarea de espionaje o de averiguación para servicio de un interés personal.
• El segundo tema tiene relación con el derecho de las personas a no responder preguntas del periodista. En efecto, nadie está obligado a responder a los periodistas y, por tanto ningún reportero tiene autoridad para exigir una respuesta a sus preguntas. Se convierte en un abuso la persistencia del periodista que quiere obligar a alguien a declarar ante su micrófono. También lo es la grabación que se hace sin contar con el consentimiento de las personas, o contra su voluntad.
Documentación.
Lo importante es ser explícito y claro con las fuentes desde el principio. Sobre temas como estos
• El uso que se le dará a la información que aporte. Un entrevistado puede hablar bajo estas modalidades:
• Off the record: en estos casos el redactor puede citarlo textualmente pero no atribuírselo, o usar la información sin decir quién la suministró. Las fuentes anónimas son cada vez más frecuentes en el periodismo nacional. Aunque es entendible por los riesgos que corren las personas en medio de un conflicto armado, por ejemplo. La información de estas fuentes se debe someter a un test de seguridad más riguroso que la de la fuente que se identifica
• Para contexto: el redactor solo puede utilizar la información como contexto de la historia pero no la puede citar textualmente, ni siquiera en forma anónima.
• Para no usar: a veces una fuente aporta una información pero le exige al periodista que no la use ni siquiera como contexto, sólo para mejorar su entendimiento dela situación.
• Estos compromisos debe acordarse antes de iniciar la entrevista y se deben cumplir. Violarlos no solo pone en peligro a la fuente y al periodismo, sino que inevitablemente conducirá a perder la fuente.
• Retrasar la publicación a cambio de más información: un reportero puede negociar con la fuente ese retardo si considera que los argumentos de la fuente son poderosos para colocarle un embargo a su información y que eso no perjudica al lector. Juanita León en La relación entre los periodistas y la fuente. Proyecto Antonio Nariño, Bogotá, 2004. P.16

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.