Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

En ocasiones organismos estatales o municipales realizan visitas al interior del país o al exterior, cuyos medios de transporte son puestos a disposición de los periodistas. Generalmente son aceptados para hacer sus coberturas y el reporte. ¿Esto acaso no interfiere con la ecuanimidad para el enfoque de la noticia y toca la ética periodística? En los códigos de ética aparece una constante advertencia para que el periodista preserve su independencia mediante una sistemática distancia respecto de las instituciones y personas que representan el poder. Y entre las normas que resultan de la aplicación de esas advertencias figuran las de rechazar pasajes, dádivas, privilegios o invitaciones de las fuentes, que puedan generar algún compromiso al periodista o al medio.
Ante invitaciones como las de líneas aéreas que hacen un vuelo inaugural de alguna ruta, a veces transcontinental, la tendencia es la del rechazo por la proximidad de la información resultante con la publicidad, o con un acto de relaciones públicas. En algunos casos los medios aceptan la invitación pero con la condición de que el periodista advertirá a sus lectores, oyentes o televidentes, que el material que se presenta es el resultado de un viaje hecho por invitación de tal empresa. Esta advertencia es parte del juego limpio con el lector a quien se le debe informar sobre los intereses que se mueven detrás del material informativo que se le ofrece.

Documentación.

Explica el informe Mc Bride que las autoridades justifican su tendencia a intervenir en las comunicaciones por razones:
Ideológicas y políticas que no les permiten desinteresarse de la comunicación.
Económicas y financieras, pues los altos costos de la comunicación imponen la intervención de los gobiernos.
Morales, ya que según los gobiernos, es asunto suyo la influencia de la información, la cultura, la instrucción y el esparcimiento de la nación.Esa intervención reviste varias formas, según el mismo informe:
Reglamentando legislativamente los derechos y los deberes de los distintos medios de comunicación.
Incluyendo la comunicación en la planificación general.
Reglamentando la propiedad de los medios de comunicación social y las actividades de comunicación.
Repartiendo los recursos ( repartiendo las frecuencias) de los medios de comunicación.
Haciéndose cargo ellos mismos de la de la propiedad de los medios de comunicación y de otros instrumentos de comunicación.
Haciendo que participen directamente en diversas actividades de comunicación unos organismos nacionales, regionales y locales creados especialmente con ese fin.
Tomando medidas destinadas a prevenir la difusión de opiniones tergiversadas y las prácticas abusivas en los medios de comunicación.
Limitando el contenido de los mensajes importados, etc.
Sean Mc Bride
En Un solo mundo, voces múltiples.Fondo de Cultura Económica. México, 1981

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.