Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Quiero orientación sobre el Defensor del Lector, métodos de organización interna para facilitar el acceso de quejas y disminuir el margen de error en la publicación de nombres. La semana pasada aparecieron en este consultorio algunas indicaciones sobre el Defensor del Lector. Hoy complementamos esa información para servicio de Osman y de todas las personas interesadas en el tema.
El Defensor cumple, fundamentalmente, dos tareas en el interior del periódico:
Hace efectivo el derecho a la información, que es el derecho propio del lector. Con esto restituye un equilibrio perdido por la constante y excluyente defensa del derecho a informar, que es el derecho del que emite o imprime. Periodistas, empresarios, directivos de los medios de comunicación, han mantenido una activa reclamación de su derecho a difundir informaciones, ante gobiernos, instituciones y lectores. En cambio, el que recibe información se ha mantenido pasivo y silencioso: él no interviene en la agenda del periódico, acepta sin chistar el menú que le ofrecen los medios sufre los abusos que se cometen contra sus derechos: el de la intimidad, por ejemplo, o el de presunción de inocencia, o el que tiene a una información veraz e imparcial. La conciencia de ese derecho a la informac
El segundo papel deriva de este, porque esa defensa del derecho a la información genera confianza. El defensor del lector es un generador de confianza de los lectores en su periódico. Al comprobar que es tomado en serio desde el interior del periódico, el lector siente que el periódico está de su lado y que deja de ser una contraparte, o una amenaza potencial para sus derechos. El trabajo del defensor para fortalecer la credibilidad del periódico y de los periodistas, tiene el efecto de consolidar la seguridad del lector en su periódico. Esto se logra con un proceso en varias etapas:
La invitación al lector para que comunique sus quejas, sus aplausos o sus propuestas, con la seguridad de que su representante en el periódico las tendrá en cuenta.
La acogida de esos mensajes ( por carta, fax o correo electrónico) que implica la lectura de todos y cada uno de esos mensajes, la investigación de los temas propuestos y la respuesta.
La respuesta pública, desde las páginas del periódico, en una página que semanalmente transcribe las cartas y las respuestas.
La comunicación interna dentro del periódico en busca de soluciones permanentes a los problemas o propuestas planteados por los lectores.

Documentación.

El caso mejor conocido en que un ombudsman fue figura principal, se presentó en el Washington Post.
A principios de abril de 1981, Janet Cooke fue galardonada con el premio Pulitzer por haber escrito acerca de un niño de 8 años, "Jimmy", quien supuestamente había sido inyectado con heroína estando Cooke presente. Dos días después de habérsle otorgado el premio a Cooke, los editores del Washington Post lo devolvieron a la Columbia University.¿Qué había sucedido? Cooke había inventado la historia, como también gran parte de sus propios antecedentes. Unas horas después de que fueran otorgados los premios Pulitzer, Vassar College y la Associated Press llamaron al Washington Posta para informar sobre discrepancias en la biografía de Cooke, que fue dada a conocer en el momento de anunciarse los premios. Decían que Cooke se había graduado magna cum laude en Vassar, que había estudiado en la Sorbona de París y que había obtenido la maestría en la Universidad de Toledo. Vassar y la Universidad de Toledo comprobaron que Cooke asistió durante un año, que se graduuó sin honores en la Universidad de Toledo, y que no tenía maestría. El editor ejecutivo, Benjamín Bradlee también examinó a Cooke en francés, y comprobó que no lo podía habl
La conclusión llegó cuando los editores interrogaron a Cooke durante horas acerca de "Jimmy". Aunque había publicado su historia sin apellidos � porque Cooke alegaba que eran confidenciales, finalmente confesó que Jimmy no existía. Entonces Cooke renunció.
Ben Bradlee invitó a Bill Green, el ombudsman del Post, que Había estado trabajando allí durante un mes, para que examinara e informara en el Post todo lo refetrente a la farsa. Green empexó a recolectar información a las diez de la mañana del miércoles 15 de abril, pocas horas después que Cooke confesara. Empezó a escribir a las 9 horas del viernes y siguió haciéndolo durante más de 24 horas para terminar un artículo de 18.000 palabras.Green dijo que al informar tuvo tres objetivos:
Tenía que ser lo más completo posible tenía que ser justo y tenía que publicarse de inmediato. Era inexcusable la forma como el Post había manejado la historia. Pero no conozco paralelo en cualquier industria, que hiciera lo que hizo el Post. Me dieron absoluta libertad de explorar todo lo que quisiera y para que publicara sin hacer ningún cambio en el texto. Fue el segundo artículo más largo que nunca antes publicara el Post.
Milton Coleman, editor urbano, dijo: "tenemos la esperanza de que la inviolabilidad de la posición del Defensor del Lector se incremente gracias a la parte que le tocó a Bill. Nadie más pudo haber hecho lo que hizo él, con el mismo grado de credibilidad."

Rivers y Methews.
La Etica en los medios de comunicación. Gernika. México. 1998.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.