Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Es usual que los periódicos obtengan comisiones por concepto de compra de papel y otros insumos? ¿Cuál sería la actitud ética de la empresa con ese dinero?
De descubrirse cuentas secretas en el extranjero, donde se depositan esas comisiones no declaradas, es dable que sus titulares sigan al frente de la empresa para impedir las investigaciones pertinentes?
Este caso ya había sido propuesto a este consultorio y se había examinado su dimensión ética. Ante la insistencia se hace valer la coyuntura para explicar la diferencia entre lo legal y lo ético.
El manejo de comisiones en un negocio, sobre todo si se obtienen a expensas del erario público y a la sombra de las garantías concedidas por la ley para la libertad de información, no para las empresas, es un asunto en que, desbordados los valores éticos, debe intervenir la justicia. Que es lo que evidencia el dato de las cuentas secretas en el exterior. El bien público, en este caso, debe ser protegido por la ley.
La ética se diferencia de la ley porque su cumplimiento es voluntario y no puede ser exigido coactivamente. La ley, en cambio, prevé la coacción para su cumplimiento.
La ley resuelve situaciones de convivencia y de supervivencia, amenazas contra el bien común, como en este caso la ética, en cambio, siempre dignifica.
Cuando las personas rechazan expresa o tácitamente los valores y las normas éticas y ponen en peligro los derechos de los demás, interviene la ley, que es, de acuerdo con sus datos, lo que ocurre en este caso.

Documentación.

¿Qué diferencias existen entre un código ético y un código penal?
Estas son las principales:
Las normas de un código penal son decisiones de las autoridades, con las que se resuelven problemas cambiantes de la sociedad. Pueden ser cambiadas cuando esos problemas desaparecen y reemplazadas por otras. La ética codifica actitudes y tradiciones permanentes, fundadas en la naturaleza del hombre. Son tan inmodificables como esa naturaleza.
El código penal es impuesto desde arriba, por la autoridad de un gobernante. La ética surge desde abajo, desde la toma de conciencia que hace cada individuo sobre su naturaleza, o la naturaleza de sus actividades.
Los códigos penales se obedecen por la coacción que ejercen las autoridades. La ley moral va en la conciencia de cada persona que se la impone a sí misma, sin necesidad de coacción externa.
La ley penal es una ley positiva que interpreta remotamente la ley natural por una aplicación mediata de sus exigencias la ley moral es la ley natural en acción, es su expresión más directa.
Las leyes penales están hechas para resolver determinados problemas planteados por la convivencia entre las personas la ley moral busca la armonía del comportamiento humano con su propia naturaleza individual y social.
Las exigencias de una legislación penal son mínimas porque deben conciliar los intereses de la mayor parte o de la totalidad de una comunidad las exigencias de la ley moral son de fondo porque tocan la naturaleza del hombre y sus obligaciones consigo mismo y con los demás.

Herrán y Restrepo.
En Etica para periodistas. Tercer Mundo. Bogotá 2000.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.