Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

En nuestra organización queremos montar un debate político con los candidatos presidenciales para conocer sus planes y propuestas para las mujeres. ¿Cómo debemos conducirlo? ¿Hay experiencias similares que nos puedan orientar?
Los que han hecho experiencias tendientes a la renovación de estos debates, han tenido �como punto de partida- la preocupación por plantearlos desde el punto de vista de los electores y no desde el interés o la óptica de los candidatos.
Otra propuesta práctica es la de considerar al candidato como alguien que busca un trabajo y que debe demostrar que puede desempeñarlo con solvencia.
Son propuestas que suponen un serio trabajo de investigación para conocer cuál es el punto de vista de los electores, sus demandas a los candidatos y las necesidades reales de la población.
Tienen como fundamento un hecho real: la información es un bien social, por tanto, no está para el servicio de los poderosos, sino de la población. Desde este punto de vista es inconcebible un medio de comunicación al servicio de un candidato, de un gobierno o de cualquier instancia de poder.

Documentación.

Los medios hacen incontables esfuerzos para determinar lo que los ciudadanos piensan que son los temas de campaña. El Observer de Charlotte y el Eagle de Wichita, fueron los pioneros de este tipo de cobertura en Estados Unidos en 1992, luego de que estudios demostraron una creciente pérdida de credibilidad en la cobertura de campaña. En la última campaña electoral el año pasado, el Orange County Register en California dedicó el 40 por ciento del espacio destinado a noticias políticas, a este tipo de cobertura.
Lo que la gente piensa se puede averiguar realizando su propia encuesta y organizando grupos focales para que discutan los temas. El Observer de Charlotte, creó un banco telefónico para que los ciudadanos pudieran llamar para exponer sus puntos de vista. Uno puede organizar también lo que los sociólogos llaman encuestas de deliberación, en las que los encuestados tienen tiempo para pensar sobre el tema y discutir sus respuestas, sobre lo que es importante para ellos.
Los periódicos toman estos temas, citados por los ciudadanos, para preparar historias bien documentadas sobre ellos. ¿Por qué es un tema importante? ¿Cuáles son las posibles soluciones? Luego les presentan estos temas a los candidatos, de manera que estos se convierten en los temas de que hablan los candidatos.

Charles GreenEn Etica y cobertura de elecciones. Texto publicado por Sala de Prensa.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.