Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Actualmente me encuentro construyendo un sitio para ejercer el periodismo de manera absolutamente libre, fuera de la influencia de los gobiernos, partidos y oligarquías en Sonora y en México. ¿Podría obtener apoyo informático del Proyecto Periodismo para la Paz Unesco-FNPI? En esta misma página web encontrará usted respuesta a la última parte de su consulta. En la primera, plantea un tema de interés para todos: ¿cómo ejercer un periodismo libre sin influencia de gobiernos, partidos y oligarquías?
Las formulaciones de los códigos de ética ponen en evidencia varios principios:
Esa libertad es tan indispensable para el periodista y para cualquier proyecto periodístico, como el aire para los seres vivos. De que se tenga o no, depende que el periodismo sea algo vivo o muerto.
Por tanto debe crearse en un trabajo diaria de decisiones de independencia. Nadie es libre de una vez y para siempre. La libertad siempre está en construcción.
Esa libertad resulta de unas actitudes permanentes de distancia frente al poder, frente al dinero, frente al miedo y frente a la arrogancia.
Un periodismo libre no es el resultado de la existencia de unas leyes de libertad de prensa es el producto de una actividad que se impone en el momento de seleccionar cualquier tema, de abordar una fuente cualquiera, de editar toda suerte de materiales o de adoptar decisiones técnicas sobre una publicación.
Si además de todo esto, usted logra un buen convenio sobre materiales, esto le vendrá por añadidura. Lo esencial es la actitud de libertad.

Documentación.

Quien hoy pretenda combatir la mentira y la ignorancia y escribir la verdad, debe superar, cuando menos, cinco dificultades. Debe tener el valor de escribir la verdad, aunque en todas partes la sofoquen la sagacidad de reconocerla, aunque en todas partes la desfiguren el arte de hacerla manejable como arma el juicio de escoger aquellos en cuyas manos resultará más eficaz la maña para propagarla entre estos.
Bertold Brecht.

La libertad de prensa no es simplemente un privilegio que se concede a los directores y redactores de diarios. Mas bien se trata de una espada que se nos confía, con todas las obligaciones y privilegios que su empleo conlleva. Un segundo elemento que influye en el debilitamiento de nuestra prensa es que no utilizamos con suficiente frecuencia esa espada. Demasiadas veces la prensa calla ante la injusticia flagrante, cuando debiera clamar en voz alta, o por lo menos cuestionar.
Oveta Culp Hobby.

Siempre, antes de dormir, me repito estas sabias palabras de un juez norteamericano: todas las estupideces que se escriben en los diarios de Estados Unidos son solo una escasa prueba, pero necesaria, de lo que tenemos que pagar como impuestos insustanciales por el enorme, espléndido y esencial don que es la libertad de prensa.
Vaclav Havel.

En Esencia del periodismo.
Recopilación de Omar Raul Martínez. Fundación Manuel Buendía, Ciudad de México. 1999.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.