Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Estamos interesados en iniciar la experiencia de conformar consejos de lectores para las diferentes áreas y quisiéramos contar con algunas orientaciones al respecto También le agradeceríamos que si pudierarecomendarnos algunas literatura que nos orientara. Las siguientes son notas tomadas de una experiencia particular. Deben tomarse como tales y no como normas invariables para la organización de los Consejos de Lectores.
Se trata de grupos de lectores que, invitados por el periódico, asumen una veeduría permanente de sus materiales, en representación de los lectores y para beneficio de la calidad del periódico.
Hay tantos Consejos como secciones o áreas en el periódico. Vg. Consejo de Lectores de páginas deportivas, o económicas, o de política, o internacionales, o culturales, etc.
Cada editor de área con los periodistas que lo acompañan, hace una primera lista de prueba, de los lectores que se han manifestado interesados en criticar, sugerir o aprobar el material de su sección. Se trata de lograr un grupo que hable en nombre de los lectores, por tanto no sería indicado convocar fuentes, ni académicos de la comunicación. Es el lector raso el que debe llegar a los consejos.
En cada sesión ( suelen ser mensuales) durante una hora, se delibera:
Sobre lo que el periódico debe corregir en esa sección
lo que está bien hecho y debe estimularse
lo que los consejeros tienen a bien proponer.
La sesión es coordinada por el editor respectivo un periodista reúne las notas de un acta que tiene estos usos:
Al día siguiente del consejo, el acta se lee y se estudia en el consejo de redacción del área, como base para una programación que incorpora las exigencias y deseos de los consejeros.
En la sesión siguiente del Consejo, el acta sirve para que los consejeros revisen lo que hizo o no hizo el periódico para atender sus críticas o propuestas.
Las actas conservan los datos necesarios para hacer un balance semestral o anual de actividades de cada consejo.
En el periódico debe actuar un coordinador de los Consejos. Esta persona asume las tareas de convocar a reuniones, de urgir a los periodistas el cumplimiento de los compromisos con los lectores, de exigir la elaboración y conservación de las actas, de promover el periódico cambio de los consejeros, o su reemplazo cuando alguno ha dejado de asistir y de resolver los problemas logísticos que implican las reuniones.
Los periódicos Reforma, de Ciudad de México, Norte de Monterrey, Mural de Guadalajara tienen una larga experiencia en Consejos de Lectores, que podría enriquecer a quienes se interesan por esta institución.

Documentación.

La prensa es un excelente servidor, pero un patrón terrible.Fenimore Cooper.

Si la prensa es un perro de vigilancia, ¿quién vigila a la prensa? Debido a que la prensa es libre (relativamente) el consenso es que la prensa tiene que vigilarse a sí misma. Se han desarrollado dos formas principales de autocontrol: los consejos de prensa y los representantes o defensores del público (ombudsmen).
Un buen diario supongo, es una nación que se habla a sí misma.
Arthur Miller.

Probablemente la idea de los consejos de prensa en Estados Unidos la sugirió por primera vez, en la década de los treinta, Chilton Bush, entonces jefe del Departamento de Comunicación de la Stanford University. Pensaba que los periódicos y sus comunidades podían fortalecerse trabajando con grupos asesores de ciudadanos. Bush promovió la idea entre los editores de California, y en un principio sus esfuerzos fueron en vano. Entonces, en 1950, William Townes decidió intentarlo en el Santa Rosa Press Democrat. Eligió a los miembros de su Consejo Asesor de ciudadanos de manera talq eu representaran los intereses de la comunidad �trabajo, educación, agricultura, gobierno de la ciudad y negocios- e incluyó algunos reconocidos críticos de sus políticas. Durante la primera sesión Townes dijo a los, Publisher en un editorial:
"Por el lado práctico, este periódico en particular informa que las reuniones del consejo revelaron varias importantes noticias que no se cubrieron. Y los miembros del consejo se sintieron en libertad de visitar las oficinas del diario en lo sucesivo, algo que muchos de ellos previamente no hubieran siquiera pensado hacer.Se trata de un experimento para acercarse a la comunidad, que se nos hace valioso. Los buenos puntos sobrepasan a los malos y, si se conduce adecuada y regularmente, sólo pueden dar, como resultado, beneficios para el diario."
Rivers y Methews.
En La Ética en los medios de Comunicación. Gernika, México, 1998.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.