Consultorio Ético de la Fundación Gabo
20 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Dónde termina el periodista y empieza la persona o el ciudadano? ¿Es más importante ser periodista o ser buena persona? ?Se puede ser lo uno sin lo otro?.
Antes de responder su pregunta considero necesario volver a Aristóteles citado por Adela Cortina en la introducción de "Etica Mínima", cuando sentencia que "la ética es un saber practico". Las dificultades que genera esta pregunta y la anterior resultan de una concepción de lo ético como una teoría que se expresa en reglas, como las de un manual de fútbol, por ejemplo.
Con la ética no sucede así, ella refleja la vida, lo mejor de la vida, y no se deja aprisionar en teorías.Y, viniendo el caso, ser periodista y ser persona son condiciones que en la realidad no se separan.
Uno ejerce el periodismo como persona y sus calidades como persona resultan incorporadas al quehacer periodístico.
Solo un teórico logra, como quien divide en dos un cabello, separar su condición de persona de la de periodista.
Por eso es imposible construir un periodista ?tico si, previamente y como base permanente, no se es buena persona.
Parte del compromiso ético del periodista ya se ha adquirido en el compromiso de ser un buen ser humano y, por tanto, un buen ciudadano. Enconclusión, no hay una frontera entre el buen ser humano y el buen periodista, son dos condiciones que se absorben, se fortalecen y se necesitan. Disociarlas es imposible porque ambas son importantes, y en el caso del periodista no se puede ser lo uno sin lo otro.

Documentación.

...No cabe separar la ética profesional de la ética personal, ni la ética social de la ética individual, ni la moral publica de la moralprivada. Sucede, además, que los hábitos éticos no se pueden inculcar por la simple exposición de unos valores por atractivos o actuales que resulten. De poco sirve predicar la justicia, la tolerancia o la veracidad, por ejemplo, en un contexto en el que diariamente seatropella a los mas débiles, se abusa del poder y se miente. No basta con postular valores desde fuera, es preciso lograr un clima comunitario en el que se facilite la conquista personal de bienes prácticos desde elmismo núcleo de cada una de las personalidades jóvenes. La ética se puede aprender, pero propiamente no se puede enseñar. Pertenece a esetipo de realidades que, según la terminología de Wittgenstein, se pueden mostrar pero no se pueden decir".

Alejandro Llano.
"Una ética para la sociedad del conocimiento

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.