Consultorio Ético de la Fundación Gabo
21 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué validez tiene una investigación hecha por un equipo periodístico que alterna en fiestas y celebraciones con las personas investigadas? La independencia del periodista respecto de sus fuentes se mira como una garantía para su credibilidad y como una condición indispensable para llegar a la verdad de los hechos y de las personas.
En nuestro tiempo, el receptor de informaciones es exigente y reclama argumentos sólidos para creer en un periodista, de modo que, cuando descubre alguna cercanía con la fuente, concluye que de alguna manera el periodista está a su servicio. La pregunta más frecuente es sobre quién le paga al periodista; después quiere saber al servicio de quién, de qué entidad o ideología política o religiosa, o económica está el servicio profesional del periodista. Solo cuando se lo ve independiente, se le cree.
La independencia también es condición para llegar a la verdad. La práctica de los científicos que al iniciar una investigación borran su tablero mental y hacen de él “tábula rasa”, tiene que ver con el ejercicio de la independencia. Esa práctica los libera de conceptos previos o prejuicios y los dispone para recibir los nuevos conocimientos sin condicionamientos previos.
En efecto, la predisposición que crean lealtades, adhesiones, compromisos o intereses, cierra el camino para recibir nuevos conocimientos y llegar a la verdad. La relación de amistad con el compañero de farras, o la lealtad para con un benefactor, o el interés por mantener una buena relación con un poderoso, impiden ver claro y llegan a imposibilitar que se conozca y divulgue la verdad.
Documentación.
El periodista debe cuidar su independencia y dedicarse a una práctica desinteresada; no debe aceptar ni dinero ni ventajas materiales por publicar lo que se debe publicar.
Principios de la deontología del periodista en Bélgica. A 38.
Es necesario evitar que el periodista quede sometido a las personas que detentan el poder.
Norma de conducta de la Asociación Coreana de Editores de Periódicos. A: D 1.
Los mejores intereses de la sociedad requieren libertad intelectual en el periodista. Debemos estar por encima de cualquier partido en escritos y publicaciones apoyando sólo a partes y a declaraciones cuando creemos que son de interés del público.
Código de ética de Oregón, para el periodismo. A 22 y 23.
Hacemos todos los esfuerzos razonables para estar exentos de obligaciones con las fuentes de información. Debemos actuar precavidamente y no enredarnos con aquellos cuya posición probablemente los permite ser objetos de investigación e interés periodístico.
Código de conducta de The Washington Post.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.