Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

La situación de Venezuela ha polarizado los medios. En nombre de la democracia y en contra del poder despótico, unos medios se han situado en la barricada de la oposición como sus voceros. En nombre de las instituciones y de la revolución socialista, los otros son voceros del régimen. ¿Qué es lo ético? R.-La independencia del periodista tiene dos grandes motivaciones:
Abre el camino para el hallazgo de la verdad. Elimina las dependencias –ideológicas, políticas, institucionales, de intereses– equivale a la remoción de otros tantos obstáculos que impiden ver la verdad de los hechos. Esa independencia habilita para servir a más personas. A todos les sirve conocer la verdad y tener la posibilidad de creer en ella. Esto es particularmente urgente en situaciones de crisis en las que todo es confuso, porque la información pública (oficial o privada) suele estar influida por las partes en conflicto y queda convertida en propaganda.
Al aplicarse estas dos motivaciones aparece la naturaleza de la información ideal en estas circunstancias: la que sirve a todos. En el caso de la consulta: la información ética es la que gobiernistas y opositores consideran útil para entender lo que pasa y tomar decisiones.
Cuando el periodista, impulsado por sus preferencias personales, consiente en hacer propaganda y no información; en hacer información sesgada y no información a secas, sobrevienen estos efectos:
Pierde su credibilidad y así se vuelve inútil y desechable su ejercicio profesional. Se debilita su fe en el poder de los hechos, puesto que al modificarlos para hacerlos propaganda, pervierte su naturaleza. Demuestra la subestimación por la inteligencia del lector para entender las realidades, toda vez que se siente obligado a anteponer su personal e interesada interpretación.
En consecuencia: pierde el periodista y pierde la sociedad que, en esas condiciones, deja de tener acceso a la realidad de lo que sucede.
Documentación.
Alemania Federal. XIV.
- Y la aceptación y concesión de ventajas de cualquier clase que puedan perjudicar la libertad de decisión de la editorial y de la redacción son incompatibles con el prestigio, la independencia y la misión de la prensa. Quien se deja sobornar para propagar o suprimir noticias actúa deshonestamente y en contra de su profesión.
Australia. 5.
- No permitir a los periodistas que su interés personal influya en detrimento de sus obligaciones profesionales, no aceptar ni ofrecer ningún regalo, obsequio o cualquier otra consideración o beneficio o ventaja de cualquier clase que pueda tener efecto de remuneración para él.
Bélgica, 2 y 38.
- Con el fin de salvaguardar el prestigio en su actuación por el interés general, el periodista evitará cuidadosamente todo aquello que en el cumplimiento de su misión podría ser visto como búsqueda de intereses personales. El periodista debe cuidar su independencia y dedicarse a una práctica desinteresada, no deberá aceptar dinero ni ventajas materiales o morales por publicar lo que estima que se debe publicar, o silenciar lo que cree que se debe publicar.
Birmania. 7
- El personal de la prensa nunca debe aceptar ningún soborno o permitir intereses personales que influyan en su sentido de justicia o imparcialidad.
Canadá. 6
- No acepta jamás gratificaciones bajo cuerda, rechaza las gratificaciones, regalos o favores de los particulares susceptibles de atentar contra su independencia y de alienar su libertad de pensamiento o de acción.
Corea del sur. 1.
- El periódico debe salvaguardar la propia dignidad. Sobre todo es necesario evitar que el periodista quede sometido a las personas que detentan el poder. Los periodistas no deben aceptar ni buscar compensaciones ilícitas ni dejarse corromper moralmente.

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.