Consultorio Ético de la Fundación Gabo
21 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

La federación de futbol ha hecho pagos a periodistas que, supuestamente, fueron asesores en medios de comunicación al servicio de esa entidad. ¿Es ético que los periodistas hagan negocios con las fuentes de su información? R.- Hay normas ejemplares como la de The Washington Post que veta a sus periodistas recibir cualquier paga o privilegio distintos a los que el propio periódico les entrega. Transporte y hoteles, durante el cubrimiento periodístico, corren por cuenta del diario.
Es una norma impuesta en defensa de la independencia del periodista. Pagos en dinero o en especie le crean al periodista dependencias que llegan a obstaculizar su trabajo de buscar la verdad.
Por otra parte, es la credibilidad del medio la que así se pone en juego porque los lectores no podrán evitar el pensamiento de que si el periodista o su medio aceptan dinero o ventajas de sus fuentes, quedan comprometidos con la fuente y con sus intereses, a publicar o no publicar lo que más le convenga al ocasional benefactor.
Además es una práctica que contradice un principio básico del periodista y es que reconoce como único amo a la sociedad entera. Solo a ella debe servir con su información. Los pagos a que hace referencia la consulta, destruyen la lealtad única y prioritaria del periodista: la sociedad.
Documentación.
Costeamos nuestros propios gastos. No aceptamos regalos ni dádivas de parte de las fuentes de información. No aceptamos viajes gratis; no aceptamos ni aspiramos a tener tratamiento preferencial que se nos pueda conceder debido a la posición que ocupamos. Tenemos prohibición de aceptar entradas gratis a cualquier evento que no sea gratuito para el público. Salvo para el diario The Washington Post no trabajamos para nadie sin autorización de los superiores.
Código de conducta de The Washington Post.
Ningún periodista de El Tiempo puede, en ninguna circunstancia, aceptar regalos o dádivas de una fuente informativa. Todos los obsequios que puedan llegarle de manera espontánea deben entregarse a las directivas del periódico que procederán a su devolución.
Los periodistas de El Tiempo no pueden aceptar descuentos, préstamos o atenciones que procedan de una fuente de información y que constituyan regalos monetarios disfrazados.
Manual de Redacción del diario El Tiempo, de Bogotá. A 1.02.15 A 1.02.16 1.02.17

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.