Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Lucho contra el machismo de la prensa deportiva. Después de publicar una información recibí un tuit de un lector: ”tanto que hablas de machismo en el deporte y al presentar a una mujer en una noticia la identificas primero como la 'exmujer de', y no por su actividad". Le respondí: "No soy el primero que se equivoca, y lamentablemente es conocida por eso".
¿Es un caso de machismo? ¿Debo disculparme públicamente y cambiar el enunciado? R.- La observación del tuitero vale porque manifiesta un hecho real: el peso y la presión de una costumbre. En este caso es la mala costumbre periodística de darle más relieve a detalles que pertenecen a la esfera de lo personal, pero que satisfacen la curiosidad del lector. Cuando se sigue esa costumbre, así sea de modo casi inconsciente, la publicación contribuye, y en qué forma, a la discriminación informativa sobre la mujer.
Ese hecho, explicable como manifestación de una sicología colectiva, puede ser el punto de partida para una actitud ética que lleva a ganar en calidad humana: informar desde una severa vigilancia para neutralizar los imperativos de las costumbres establecidas en las redacciones y en la vida social, de modo que una mujer se la dé a conocer más por su calidades profesionales que por los fracasos de su vida personal.
El tema vale la pena para una columna o para proponer un debate.
Documentación
Medidas que han de adoptar los medios de comunicación y las agencias de publicidad
Elaborar, en la medida que ello no atente contra la libertad de expresión, directrices profesionales y códigos de conducta y otras formas de autorregulación para fomentar la presentación de imágenes no estereotipadas de las mujeres.
Establecer directrices profesionales y códigos de conducta respecto de los materiales de contenido violento, degradante o pornográfico, sobre las mujeres en los medios, incluyendo también la publicidad.
Introducir la perspectiva de género en todas las cuestiones de interés social, para las y los consumidores, y la sociedad civil.
Aumentar la participación de las mujeres en las decisiones que se toman en los medios a todos los niveles.
Promover un reparto igualitario de responsabilidades familiares entre hombres y mujeres, mediante campañas en los medios que hagan hincapié en la igualdad entre mujeres y hombres y que eliminen los estereotipos sexistas sobre las funciones que ambos desempeñan dentro del hogar, y para que difundan información destinada a eliminar las prácticas de abuso doméstico de cónyuges niñas y niños, y en general todas las formas de violencia contra mujeres, incluida la violencia en el hogar.
De los Objetivos estratégicos y medidas referidas a los medios de comunicación, en la IV Conferencia Mundial sobre las Mujeres. Pekín, 1995.

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.