Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Es ético aceptar invitaciones con todo pago a eventos de empresas multinacionales, aun cuando no se informe sobre el asunto? R.- Como se verá en la Documentación, más abajo, los Manuales de estilo y los Códigos coinciden: no se puede poner en riesgo la independencia del periodista o del medio cuando se acepta esta clase de invitaciones.
Sean invitaciones, privilegios, dádivas o cualquier clase de beneficios, siempre tendrán una contraprestación que, en últimas, es un recorte de la libertad periodística.
Y a este recorte le sigue otro: el de la credibilidad del periodista y del medio. Un medio, además no solo debe ser libre sino que ha de aparecer libre. No basta que las entidades o los periodistas sean libres, deben parecerlo ante los receptores de su información. Por eso, cuando se reciben estos favores, el periodista puede decir para sí que con esa invitación o beneficio no lo compran, pero no lo pensarán así los que, desde fuera, saben que el periodista o el medio reciben favores; ellos siempre pensarán que los favores son formas de comprar la información.
Además, mantener distancia e independencia cuando se informa, es una garantía de acceso a la verdad. El favor y el benefactor, interfieren en la búsqueda de la verdad que supone, una disposición libre y de apertura a la verdad, cualquiera que ella sea. Si esa verdad afecta los intereses de un benefactor, para el periodista beneficiado será más difícil aceptarla y difundirla. Los favores, por tanto, erosionan la credibilidad y obstaculizan la búsqueda de la verdad.
Documentación
No aceptamos regalos ni dádivas de parte de las fuentes de información; no aceptamos viajes gratis, no aceptamos ni aspiramos a tener un trato preferencial que se nos podría conceder gracias a la posición que ocupamos.
Código de conducta de The Washington Post
Está absolutamente prohibido a los profesionales de La Nación aceptar ningún tipo de retribución ajena por haber participado de cualquier forma en la publicación de una noticia, aviso o colaboración.
El trabajo de los integrantes del personal del diario es retribuido con exclusividad por la empresa.
Manual de Estilo de La Nación, de Buenos Aires.
Ningún periodista puede, en ninguna circunstancia aceptar regalos o dádivas de una fuente informativa.
El Deber tiene como política pagar los gstos de viaje y desplazamiento de sus periodistas para cubrir hechos noticiosos. Cuando por alguna razón esto no sea posible y haya de por medio una invitación que cubra gastos de viaje, hospedaje o viáticos esta situación debe ser puesta en conocimiento de la directiva de la Redacción y solo puede ser aceptada con la expresa autorización de esta.
Manual de Redacción de El Deber, de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.
Ningún periodista de El Tiempo puede, en ninguna circunstancia, aceptar regalos o dádivas de una fuente informativa. Todos los obsequios que puedan llegar, de manera espontánea deben entregarse a las directivas del periódico que procederán a su devolución. Las fuentes a que se refiere esta prohibición no son solamente las que maneja el periodista sino toda fuente potencial de información para el periódico. El Tiempo tiene como política pagar los gastos de viajes y desplazamientos de sus periodistas para el cubrimiento de hechos noticiosos.
Manual de redacción de El Tiempo, Bogotá. A 1.02.15 1.02.17

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.