¿Cuál debería ser el patrón de conducta de los periodistas que aspiran a cargos políticos?
22 de Julio de 2016

¿Cuál debería ser el patrón de conducta de los periodistas que aspiran a cargos políticos?

Foto: Pixabay.com

Gracias a su trabajo periodístico muchas personas adquieren contacto con la comunidad y reconocimiento social de modo que con ese aval se presentan como candidatos a cargos de elección popular. ¿Cuál debería ser el patrón de conducta de esta clase de candidatos? R.- El salto del periodista a la política trae problemas éticos como estos, que el político necesita resolver para actuar con honestidad en su nueva condición.
Uno de esos problemas tiene que ver con el origen de sus votos. ¿Los obtendrá en razón de la credibilidad ganada con su actividad periodística? Puesto que esa es la realidad, ante la conciencia ética aparece un hecho de manipulación de la fe de sus lectores, oyentes o televidentes, que en su momento le concedieron confianza al periodista, no al político. Si en vez de su actividad periodística hubiera tenido actividad política, ¿merecería la misma confianza? Es un problema similar al del sacerdote que decide hacer política: ¿se vale de la autoridad ganada como pastor? ¿O de la que merece como persona particular?
Se crea además un equívoco que, como el anterior, también tiene que ser propuesto honestamente al electorado: ser bueno profesionalmente como periodista, no significa serlo como político ni como funcionario. Para que no haya engaño en este punto, el nuevo político debería explicar a sus electores las fallas con que llega y cómo se propone superarlas.
Pero el conflicto fundamental es el que resulta de la diferencia de objetivos entre periodistas y políticos. El político busca el poder para promover y defender el bien común como fin o como medios, pero ese es su objetivo, llegar al poder. El periodista preserva y robustece ese bien común como su forma de servir a los ciudadanos y entiende que el periodismo no se ejerce con el fin de llegar al poder. Si salta a la política es de coherencia ética que la ejerza como un servicio y no como un poder.
Documentación
Existen valores no morales, diferentes de los inmorales, que juegan un papel fundamental en la conducta del periodismo. Esto se hace evidente cuando se enlistan algunas de los funciones del periodismo moderno y se identifican los valores no morales correspondientes que implican tales funciones. De esta forma los medios noticiosos consiguientes aspiran a lo siguiente:
- Familiarizar a la gente con su ambiente, proporcionándole la suficiente información para la vida diaria, (capacidad de conocimiento)
- Proveer a las personas con la información que necesitan para hacer decisiones importantes.
- Proporcionar las noticias, los antecedentes y la interpretación con las que la gente puede entrar significado a un mundo complejo.
- Supervisar, dentro de los límites de los recursos disponibles, a las instituciones públicas y privadas clave de la comunidad, en especial aquellas que afectan la calidad de la justicia en la sociedad.
- Transmitir y enriquecer la cultura al retratar y reflejar los esfuerzos propios de la humanidad para alimentarse, vestirse, alojarse, asegurarse, enriquecerse, entretenerse e inspirarse a sí misma.
- Ayudar a distribuir los bienes y servicios de la sociedad mediante la confección de un producto de comunicación que atraiga y sirva en forma efectiva a los anunciantes.
Edmond Lambeth: Periodismo comprometido, Limusa-Noriega editores. México 1992. P 65, 66

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.